Guías o lecciones de la Escuela Sabática para el Estudio de la Biblia

Lecciones para adultos: "Preparación para el tiempo del fin"

Segundo trimestre (abril-junio) de 2018

Lección 9: "Engaños del tiempo del fin"

Para el 2 de junio de 2018

Sábado | Domingo | Lunes | Martes | Miércoles | Jueves | Viernes

 

Ir ArribaSábado 26 de mayo

Lee Para el Estudio de esta Semana: Apocalipsis 2:13, 24; 2 Corintios 11:13-15; Salmo 146:4; Génesis 1-2:3; Apocalipsis 13:1-17.

Para Memorizar: “Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él” (Apoc. 12:9).

Incluso en el cielo, antes de su expulsión, Satanás trabajó para engañar a los ángeles. “Abandonando su lugar, que ocupaba en la presencia inmediata del Padre, Lucifer salió a difundir el espíritu de descontento entre los ángeles. Obrando con misterioso sigilo, y encubriendo durante algún tiempo sus verdaderos fines bajo una apariencia de reverencia hacia Dios, se esforzó en provocar el descontento respecto a las leyes que gobernaban a los seres celestiales, insinuando que ellas imponían restricciones innecesarias” (CS 486).

En el Edén se disfrazó de serpiente y usó trucos contra Eva. A lo largo de la historia, hasta el día de hoy, e incluso después del milenio, usará el engaño (Apoc. 20:8) en un intento por lograr sus fines.

Desafortunadamente, él es mucho más inteligente, más poderoso y más astuto que cualquiera de nosotros, por lo que necesitamos aferrarnos a Jesús y a su Palabra para protegernos de sus asechanzas. “Pero ustedes, los que se mantuvieron fieles al Señor su Dios, todavía están vivos” (Deut. 4:4, NVI). Sin duda, el principio aquí expuesto sigue siendo válido hoy también.

Esta semana veremos algunos de los engaños más eficaces del diablo y cómo podemos protegernos de ellos.

 

Ir ArribaDomingo 27 de mayo: El mayor engaño

La primera lección de este trimestre trató del “conflicto cósmico” que, lamentablemente, ha llegado más allá del cosmos a nuestra tierra.

Sin embargo, el problema es que muchos, incluyendo a los cristianos, no creen en este gran conflicto porque no creen en Satanás. Para ellos, los textos bíblicos que hablan de Satanás o el diablo son meramente expresiones de una cultura precientífica que trata de explicar el mal y el sufrimiento en el mundo. Para demasiadas personas la idea de una entidad literal y sobrenatural que tiene designios malignos sobre la humanidad es ciencia ficción, semejante al famoso Darth Vader de “La guerra de las galaxias” o algo así.

Lee Apocalipsis 2:13 y 24; 12:3 y 7 al 9, 12 y 17; 13:2; y 20:2, 7 y 10. ¿Qué nos enseñan sobre la realidad de Satanás y especialmente sobre su papel en los acontecimientos de los últimos días?

La revelación nos muestra cuánto poder tendrá Satanás sobre muchos habitantes del mundo en los últimos días, y los llevará no solo a alejarse de la salvación, sino a perseguir a los que son fieles a Jesús.

De todas las “maquinaciones” de Satanás (2 Cor. 2:11; una traducción de la palabra griega para “mente” [noemata]), quizá el mayor engaño es hacer que la gente crea que él no existe. A fin de cuentas, ¿quién trataría de resguardarse de un enemigo abrumador que no cree que sea real? Es asombroso ver cuántos dicen ser cristianos y sin embargo no se toman en serio la idea de un diablo literal. No obstante, asumen esa postura al ignorar o reinterpretar radicalmente los tantos versículos de la Palabra de Dios que revelan sus maquinaciones y tretas en este mundo, especialmente al aproximarnos al tiempo del fin. El hecho de que tantos rechacen la existencia literal de Satanás, incluso frente a las evidencias bíblicas tan abrumadoras, debiera ser un poderoso recordatorio de cuán importante es que entendamos lo que enseña realmente la Biblia.

Aunque Apocalipsis habla de las maquinaciones de Satanás, especialmente en los últimos días, ¿qué gran esperanza podemos encontrar de Apocalipsis 12:11? ¿Cuál es nuestra fuente de poder contra el diablo?

 

Ir ArribaLunes 28 de mayo: Los dos grandes errores

Lee los siguientes versículos. ¿Qué nos dicen sobre el poder de Satanás para engañar? 2 Cor. 11:13-15; 2 Tes. 2:9, 10; Apoc. 12:9; Apoc. 20:10.

Como señalamos en una lección anterior, Jesús les había advertido a sus seguidores acerca de los engaños de los últimos tiempos. Específicamente advirtió sobre el surgimiento de falsos cristos y falsos profetas que “a muchos engañarán” (Mat. 24:5).

Sin embargo, los falsos cristos y los falsos profetas no son el único engaño del tiempo del fin del que tenemos que ser conscientes. Nuestro enemigo en el gran conflicto tiene muchas estratagemas diseñadas para engañar a todos los que pueda. Como cristianos, necesitamos ser conscientes de esas artimañas, y solo podremos lograrlo al conocer la Biblia y obedecer sus enseñanzas.

Elena de White explica dos de esos grandes engaños: “Merced a los dos grandes errores, el de la inmortalidad del alma y el de la santidad del domingo, Satanás someterá a la gente bajo sus engaños. Mientras el primero pone el fundamento del espiritismo, el segundo crea un lazo de simpatía con Roma. Los protestantes de Estados Unidos serán los primeros en tender sus manos a través de un doble abismo: para asir la mano del espiritismo y para estrechar las manos con el poder romano; y bajo la influencia de esta triple alianza ese país marchará en las huellas de Roma y pisoteará los derechos de la conciencia” (CS 574).

¡Qué increíble es ver, incluso muchos años después de que se escribieran esas palabras, cuán frecuentes siguen siendo “los dos grandes errores” en el mundo cristiano!

¿Por qué el conocimiento de las verdades bíblicas y la disposición a obedecer esas verdades son el arma más poderosa que tenemos contra los engaños del diablo, especialmente en los últimos días?

 

Ir ArribaMartes 29 de mayo: La inmortalidad del alma

¿Qué nos enseñan los siguientes versículos sobre el “estado de los muertos”? ¿Qué gran protección pueden darnos estos contra uno de los “dos grandes errores”? Eclesiastés 9:5, 6 y 10; Salmo 115:17; Salmo 146:4; 1 Corintios 15:16 al 18; y Daniel 12:2.

En las últimas décadas se le ha dado mucha atención a las historias de gente que ha “muerto” (en el sentido de que el corazón dejó de latir y dejó de respirar) y que luego revivió y recuperó la conciencia. En muchos casos, muchas de estas personas han contado experiencias increíbles de una existencia consciente después de que supuestamente “murieron”. Algunas contaron que flotaban en el aire y veían su cuerpo desde arriba. Otros informaron que flotaban fuera del cuerpo y que se encontraron con un ser maravilloso lleno de luz y calor y que defendía verdades relacionadas con la bondad y el amor. Otros contaron que se reunieron y conversaron con familiares muertos.

Este fenómeno se ha vuelto tan común que incluso tiene un nombre científico: experiencias cercanas a la muerte (ECM). Aunque las ECM siguen siendo controvertidas, muchos cristianos las han usado como evidencia de la inmortalidad del alma y la idea es que, al morir, el alma parte hacia otra esfera de la existencia consciente.

Pero evidentemente las ECM son otra manifestación de uno de los “dos grandes errores”. Mientras que alguien crea que, al morir, el alma sigue viviendo de una u otra forma, esa persona está abierta a la mayoría de los engaños ocultos o espiritistas que fácilmente pueden promover la idea, en forma abierta o implícita, de que no necesitamos a Jesús. De hecho, la mayoría de los que tuvieron ECM dijeron que los seres espirituales a quienes conocieron, o incluso sus familiares muertos, les dieron palabras reconfortantes sobre el amor, la paz y la bondad, pero nada sobre la salvación en Cristo, nada sobre el pecado y nada sobre el juicio venidero: las visiones bíblicas más básicas. Se podría pensar que al conocer un poco sobre la supuesta vida cristiana después de la muerte, también debieran haberle tomado el gusto a las enseñanzas más básicas del cristianismo. Sin embargo, a menudo lo que escuchan suena muy parecido al dogma de la Nueva Era. Esto podría explicar por qué muchos de ellos salen de esta experiencia con menos inclinación hacia el cristianismo que antes de “morir”.

Como cristianos, ¿por qué debemos aferrarnos a la Palabra de Dios, incluso cuando nuestros sentidos nos dicen algo distinto?

 

Ir ArribaMiércoles 30 de mayo: El sábado y la teoría de la evolución

Si bien Satanás tuvo mucho éxito en engañar al mundo con la inmortalidad del alma, ha tenido igual o mayor éxito en usurpar el sábado bíblico con el domingo (ver lecciones 6 y 8) y lo ha hecho durante la mayor parte de la historia cristiana.

En los últimos años, el diablo ha inventado otro engaño que disminuye la influencia del día de reposo sabático en la mente de la gente: la teoría de la evolución.

Lee Génesis 1 al 2:3. ¿Qué nos enseña este pasaje acerca de cómo el Señor creó nuestro mundo y cuánto tiempo le llevó hacerlo?

Incluso una lectura sumamente amplia de estos versículos revela dos aspectos del relato bíblico de la creación. En primer lugar, todo estaba planeado y calculado; no hubo nada que fuese al azar, arbitrario, o por casualidad. La Escritura no deja margen para el azar en el proceso de la creación. En segundo lugar, los versículos revelan inequívocamente que cada criatura fue hecha según su especie. Es decir, cada criatura fue hecha en forma independiente y diferenciada de las demás. La Biblia no enseña nada acerca de un origen natural común (tal como de una célula primitiva simple) para toda la vida en la tierra. Incluso desde una interpretación no literal de Génesis, estos dos aspectos son obvios: nada fue al azar en el acto de la Creación, y no hubo un ancestro natural común para todas las especies.

Ahora aparece la evolución darwiniana, que en sus diversas formas enseña dos cosas: el azar y un ancestro natural común para todas las especies.¿Por qué entonces hay tantos que interpretan Génesis a través de la lente de una teoría que, en su nivel más básico, contradice el Génesis en su nivel más básico? De hecho, el error de la evolución no solo se llevó consigo a millones de personas seculares; muchos cristianos profesos también creen que pueden armonizarla con su fe cristiana, a pesar de las flagrantes contradicciones que acabamos de mencionar.

Sin embargo, las implicaciones de la evolución en el contexto de los acontecimientos finales hacen que el peligro del engaño sea aún más evidente. ¿Por qué tomarse en serio un día, el sábado, como un monumento, no para una creación de seis días, sino para una creación que tomó unos tres mil millones de años (la última fecha que la vida supuestamente comenzó en la tierra)? La evolución despoja al séptimo día de su verdadera importancia porque convierte los seis días de la Creación en nada más que un mito similar al que dice que Rómulo y Remo fueron alimentados por una loba. Además, al creer que la creación requirió miles de millones de años en vez de seis días, realmente ¿quién correría el riesgo de la persecución, o la muerte, por defender el sábado en vez del domingo?

 

Ir ArribaJueves 31 de mayo: La falsificación de la Trinidad

El concepto de la naturaleza trinitaria de Dios se encuentra en toda la Biblia. Sin embargo, en el contexto de los engaños y las persecuciones de los últimos tiempos, el libro de Apocalipsis revela una “falsa trinidad” compuesta por el dragón, la bestia que sube del mar y la bestia que sube de la tierra de Apocalipsis 13.

Lee Apocalipsis 12:17, y 13:1 y 2. ¿Qué se describe aquí?

Al dragón aquí se lo considera la falsificación del Padre por el hecho de que evidentemente tiene el control. También le da poder, autoridad y un trono a la bestia que sube del mar, la falsificación de Cristo. ¿Por qué este segundo poder es como un falso Cristo?

Lee Apocalipsis 13:2 al 5. ¿Cuáles son las características de esta bestia que sube del mar?

Además de recibir su autoridad del dragón, que evoca lo que dijo Jesús, que recibió su autoridad del Padre (ver Mat. 28:18), esta bestia que sube del mar también enfrentó, al igual que Jesús, la muerte y luego la resurrección (ver Apoc. 13:3). Además, se representa a esta bestia en el ejercicio de su autoridad durante “cuarenta y dos meses”, o tres años y medio, una falsificación profética del ministerio literal de tres años y medio de Cristo, basado en el principio de día por año.

Lee Apocalipsis 13:11 al 17. ¿Cómo se describe aquí a la bestia que sube de la tierra?

Esta bestia que sube de la tierra promueve los intereses de la bestia que surge del mar, así como el Espíritu Santo no se glorificó a sí mismo sino a Jesús (Juan 16:13, 14). Además, así como el Espíritu Santo realizó un poderoso acto al hacer descender “fuego” del cielo (Hech. 2:3), la bestia que sube del mar realiza algo similar (ver Apoc. 13:13).

“Finalmente, ¡la bestia que surge de la tierra realiza una falsificación del Pentecostés! ¿Con qué propósito? Para demostrarle al mundo que la falsa trinidad es el Dios verdadero”.–Jon Paulien, What the Bible Says About the End-Time, p. 111.

¿Cuáles son los otros engaños de los últimos tiempos de los que debemos estar precavidos y cómo podemos ayudar a los demás a reconocerlos como engaños?

 

Ir ArribaViernes 1 de junio

Para Estudiar y Meditar:

Reflexionemos en las implicaciones de la teoría de la evolución en el contexto de los acontecimientos de los últimos días, especialmente con respecto al papel del sábado. Una de las razones por las que Charles Darwin, el creador de la teoría, promovió la evolución fue que, al no comprender el gran conflicto, tuvo dificultades para reconciliar el mal y el sufrimiento con la idea de un Creador benevolente y amante. Debido a este error, buscó respuestas en otra dirección. Tampoco fue coincidencia que a mediados y a fines del siglo XIX, cuando Darwin estaba revisando y reformulando su teoría de la evolución, Dios levantó un movimiento, la Iglesia Adventista del Séptimo Día, que contrarrestó todo lo que representaba la teología de Darwin. Es interesante notar que la Iglesia Adventista del Séptimo Día, cuyos fundamentos creacionistas se revelan en su nombre, comenzó a crecer y a expandirse aproximadamente al mismo tiempo que la teoría de Darwin.

Quién sabe, si Darwin hubiese leído y creído estas pocas líneas de Elena de White, el mundo quizá podría haberse salvado de uno de los errores más grandes del pensamiento humano desde el geocentrismo y la generación espontánea: “Aunque la tierra estaba marchita por la maldición, la naturaleza debía seguir siendo el libro de texto del hombre. Ya no podía representar bondad solamente, porque el mal estaba presente en todas partes y arruinaba la tierra, el mar y el aire con su contacto contaminador. Donde antes había estado escrito únicamente el carácter de Dios, el conocimiento del bien, estaba también escrito ahora el carácter de Satanás, el conocimiento del mal. El hombre debía recibir amonestaciones de la naturaleza, que ahora revelaba el conocimiento del bien y del mal, referentes a los resultados del pecado” (Ed 26).

Pues bien, Darwin ideó todas sus especulaciones evolutivas sobre la base de una falsa comprensión de la naturaleza, del carácter de Dios y del mundo caído en el que vivimos. Desafortunadamente, las implicaciones de su teoría harán que la gente caiga presa de los engaños de Satanás, especialmente en la crisis final.

Preguntas para Dialogar:

  1. ¿Por qué tantos cristianos rechazan la idea de un Satanás literal? ¿Qué nos enseña este enfoque acerca de lo peligroso que es rechazar la clara enseñanza de la Biblia?

  2. ¿Qué puedes decirle a una persona que, habiendo tenido una experiencia cercana a la muerte, dice que esta experiencia le demuestra que sin duda seguimos viviendo después de la muerte?

  3. ¿Qué otra razón se te ocurre de por qué los que creen en la evolución serán mucho más susceptibles a los engaños de los últimos días?

Devoción

Logo Escuela SabáticaLecciones de la Escuela Sabática

Estudie la palabra de Dios a través de las Guías o lecciones de la Escuela Sabática.


Devoción Matutina

No hablaré ya mucho con vosotros; porque viene el príncipe de este mundo, y él nada tiene en mí. Juan 14:30.


Libros de Lecturas Devocionales

- A Fin de Conocerle. Hoy con la lectura Una fe que purifica la vida basada en 1 Timoteo 6:11-12.

- Cada día con Dios. Hoy con la lectura Arrepentimiento y reforma basada en Juan 17:17.


Club de Oración

Envíe su Pedido de Oración, sus peticiones serán tratadas de una forma confidencial.

Principal | Nosotros | Noticias | Recursos | Descargas | Devoción | Directorios

Iglesia Adventista del Séptimo Día de Santa Clara
Primer Sitio Cubano al Servicio de Cristo
©2002-2018
Contáctenos: iasdsantaclara@yahoo.es

Patrocinadores:
Ministerio PedrAngular
Craig Pettersen