Guías o lecciones de la Escuela Sabática para el Estudio de la Biblia

Lecciones para adultos: "El Libro de Hechos"

Edición para maestros. Tercer trimestre (julio-septiembre) de 2018

Lección 8: "El concilio de Jerusalén"

Para el 25 de agosto de 2018

 

Enseña a tu clase | Bosquejo de la Lección | Resumen
Ciclo de Aprendizaje:
Motiva | Explora | Aplica | Crea

 

El sábado enseñaré...

Texto Clave: Hechos 15:8, 9.

 

Ir ArribaEnseña a tu clase a:

Saber: Observar en qué medida el cambio de criterios, por llegar a ser parte de la familia del pacto de Dios, puede ser una experiencia desafiante.

Sentir: Identificarse emocionalmente con la lucha por aceptar en la familia de Dios a quienes alguna vez pensaron que era su responsabilidad religiosa evitar.

Hacer: Aplicar aquellas lecciones aprendidas del concilio de Jerusalén que armonizan con la inclusión del evangelio y la conservación de la santidad.

 

Ir Arriba Bosquejo de la Lección

  1. Saber: Los gentiles pueden seguir siendo gentiles

    1. ¿De qué manera el concilio de Jerusalén le da forma a nuestra teología de la misión para grupos de personas radicalmente diferentes a nosotros?

    2. ¿Qué situaciones actuales se equiparan con el problema de la circuncisión y los gentiles en la iglesia primitiva? ¿Qué comparaciones no son válidas?

  2. Sentir: No hay diferencia entre nosotros y ellos

    1. Como adventistas, ¿cómo podemos evitar tener complejo de superioridad, si bien nos consideramos personas privilegiadas?

    2. Sabiendo que el cambio es difícil, ¿cómo podemos permitir que el Espíritu mantenga nuestras emociones bajo control?

  3. Hacer: Ir a la par de Dios

    1. Algunos cristianos pueden obstaculizar la misión de la iglesia en aras de la pureza. ¿Qué respuesta se puede dar a esta trampa sutil?

    2. Para conservar la unidad, ¿cuáles habrán sido las respectivas responsabilidades de los “ganadores” y los “perdedores” en el concilio de Jerusalén?

 

Ir Arriba Resumen

La iglesia de Dios siempre debe hacer el esfuerzo de mantenerse en sintonía con él para poder ser una extensión de su voluntad. Los usos obsoletos y los egos deben dejarse de lado en pro de la actividad salvífica del Espíritu.

 

Ir Arriba CICLO DE APRENDIZAJE

Texto destacado: Hechos 15:1-21.

Concepto clave para el crecimiento espiritual: Incluso en medio de una crisis, la voluntad de Dios puede triunfar si su pueblo oye y atiende el testimonio de la actividad del Espíritu y la confirmación de los escritos proféticos.

 

Ir ArribaPASO 1: ¡Motiva!

Solo para los maestros: Sucedió algo notable en el concilio de Jerusalén que como maestro debes esforzarte en comunicarle a la clase. Los arraigados principios teológicos, bíblicos y sociológicos y sus prácticas que se habían reforzado durante milenios ahora estaban a punto de cambiar “oficialmente”. Dios había estado alterando progresivamente la perspectiva de su pueblo en relación con el mundo gentil desde la época del ministerio de Jesús hasta las experiencias de testificación de Pedro y Pablo acerca del bautismo del Espíritu a los gentiles. Podría decirse que el concilio de Jerusalén es el milagro culminante de cómo Dios cambia (y sigue cambiando) el corazón de un pueblo.

Diálogo inicial: Si pudiéramos leer toda la Biblia de una vez, quizá seríamos más conscientes de cuán diferente ha sido la relación de Dios con los seres humanos a lo largo de la historia: por contacto directo en el jardín del Edén; mediante sacrificios en altares construidos personalmente; fin de los sacrificios en altares construidos personalmente (Lev. 17:3, 4); a través de encuentros con Dios en su templo; fin de todos los servicios del templo, del antiguo pacto al nuevo pacto; por auto-revelación de Dios en Jesús, hecho que sustituyó todas las revelaciones del pasado; y la lista continúa. El cambio que Dios hizo al omitir la circuncisión como un requisito del pacto para los gentiles no estaba fuera de lugar a la luz de la historia de la salvación. Los acontecimientos que condujeron al concilio de Jerusalén y sus resoluciones demuestran que las intenciones más amplias de Dios fundamentan la práctica de la iglesia.

Pregunta para analizar:

¿Qué principios de Hechos 15 nos ayudan a entender qué es permanente y qué es temporal en las Escrituras?

 

Ir ArribaPASO 2: ¡Explora!

Solo para los maestros: Hechos 15 puede presentar algunos temas desafiantes para los alumnos de la Escuela Sabática. Hay órdenes explícitas en el Antiguo Testamento de circuncidar a los gentiles (y por supuesto, a los del linaje hebreo). El hecho de que estos mandatos ahora sean revocados en la era neo-testamentaria revela que las Escrituras no deben asumirse simplemente como una compilación de preceptos. Ayuda a tu clase a apreciar en qué medida la perspectiva más amplia de la historia de Israel fundamentó la decisión del concilio de Jerusalén.

Comentario de la Biblia

I. El debate

(Repasa, con tu clase, Hech. 15:1-7.)

Casi podemos oír la lista de versículos que los fariseos creyentes deben haber presentado mientras debatían el tema de la circuncisión de los gentiles (Hech. 15:5, 7). Los textos sobre la circuncisión son claros, imperativos y a menudo incluyen específicamente al “extranjero” (Gén. 17:12-14, 27; Éxo. 12:44, 48; Jos. 5:4-9). No hay textos en contrario. Textualmente, el argumento de ellos parece irrefutable. Además, el sentido común podría sugerir que Jesús era el Mesías judío, que llegó a la nación judía como estaba predicho en los pasajes proféticos de la religión judía. ¿Es muy descabellado decir que hay que hacerse judío para beneficiarse de un Salvador judío? El rito de la circuncisión conseguía precisamente eso.

Considera: Si los fariseos hubieran sido protestantes, podrían haber apelado a la sola Scriptura como respaldo. ¿Cómo responderías a este razonamiento?

II. El testimonio, la Escritura y la historia de Israel

(Repasa, con tu clase, Hech. 15:7-21.)

Para los judíos del siglo I, la inauguración del reino de Dios en la Tierra en los días postreros coincide con la venida del Mesías (Mar. 1:14, 15; Heb. 1:1, 2), la restauración de la monarquía davídica (Isa. 9:6, 7; Mat. 21:9), la renovación del pacto (Jer. 31:31-34) y la salvación espiritual/nacional de la nación de Israel (Isa. 66:17-24; Hech. 1:6). La actividad de los días postreros del Espíritu Santo fue parte integral de ese collage de eventos (Isa. 32:14-18; Luc. 4:17-21, comparar con Isa. 61:6; Hech. 2:17). Por ende, cuando Pedro dio testimonio de que el Espíritu Santo había sido otorgado a los gentiles (Hech. 15:8), eso reforzó la idea de que la salvación de Dios ofrecida Israel para los postreros días seguía vigente y que estaba interviniendo milagrosamente entre las naciones (es decir, los gentiles) según estaba profetizado. La atracción y la afluencia de gentiles a Israel (Isa. 49:6; 60:1-3; Jer. 33:9; Miq. 4:2, etc.), y por lo tanto a su relación pactual y salvífica con Yahvéh, están bien documentadas en los profetas (a los que Jacobo está a punto de citar). Por consiguiente, aunque Pedro no cita ningún texto específico, su testimonio sobre el derramamiento del Espíritu Santo a los gentiles invoca la historia salvífica de Israel en su totalidad y sitúa el acontecimiento en su contexto. De hecho, la historia de Israel había logrado mucho más que circuncidar a un gentil aquí o allá, o recorrer “mar y tierra para hacer un prosélito” (Mat. 23:15).

El reino de Dios estaba a punto de convertirse en un fenómeno mundial, que desbordaría los confines de cualquier frontera étnica o nacional (Hech. 1:8), y los fariseos quizá todavía seguían aferrándose al hecho de que Abraham circuncidó a todos los que estaban en su casa. Dios estaba iniciando el “último acto” del gran drama del destino profético de Israel. En cambio, algunos de los creyentes todavía estaban atascados teológicamente en “Hechos 1”.

La salvación se expresa histórica y proféticamente, pero también internamente. Siempre tuvo la intención de incluir el corazón. Pedro incluye a Dios en las actas del concilio porque solo él puede dar testimonio de lo que atañe al corazón. Dios “les dio testimonio [a los gentiles], dándoles el Espíritu Santo” (Hech. 15:8). Pero, ¿qué estaba testificando sobre ellos? Precisamente que sus corazones habían sido “purifica[dos] por la fe” (Hech. 15:9). Esta “purificación del corazón”, junto con el tema de la circuncisión, repiquetea al son del antiguo llamado a circuncidar el corazón (Deut. 10:16, 30:6; Jer. 4:4). Pablo ya había resaltado esta conexión al referirse al verdadero judío como poseedor de un corazón circuncidado “en Espíritu” (Rom. 2:29). Pero si Dios ya había testificado que los gentiles habían sido circuncidados/limpiados de corazón y que la evidencia de esta circuncisión espiritual no era menos que un Pentecostés gentil, no es de extrañar que Pedro advierta en contra de “tentar a Dios”, como si Dios no hubiese revelado sus intenciones en el asunto.

Pedro concluye un tema que comenzó. Dios “ninguna diferencia hizo entre nosotros [los judíos circuncidados] y ellos [los gentiles incircuncisos]” al derramar el Espíritu. Asimismo, tanto los circuncidados como los incircuncisos serán salvos “por la gracia del Señor Jesús” (Hech. 15:9, 11).

Las evidencias estaban dadas. Pedro, Pablo y Bernabé habían testificado que el drama profético de Dios entre los gentiles se estaba cumpliendo en sus ministerios. Sin embargo, fue Jacobo quien confirmó que su testimonio estaba alineado con la fuente profética al citar a los profetas. Dios tomaría de los gentiles un “pueblo para su nombre” (Hech. 15:14).

Considera: El testimonio, la Biblia y la historia de Israel estuvieron sobre el tapete en el debate de Jerusalén. ¿En qué medida una lectura narrativa del Antiguo Testamento (es decir, leer el Antiguo Testamento como una historia) es superior a un planteamiento de “todo o nada” para entender las Escrituras, que propugna que, o todos los requisitos del Antiguo Testamento todavía siguen vigentes, o ninguno?

 

Ir ArribaPASO 3: ¡Aplica!

Solo para los maestros: Algunos cristianos confían más en una experiencia “espiritual” subjetiva para conocer la voluntad de Dios. Otros toman un enfoque objetivo y dependen más de la Biblia. Hechos 15 nos muestra que estos dos principios deben coordinarse. Aunque el partido fariseo probablemente tenía textos más explícitos en cuanto a la circuncisión de los gentiles, los apóstoles habían sido testigos del bautismo en el Espíritu de los gentiles y tenían pasajes para contextualizar e interpretar esa experiencia. Desafía a la clase a meditar en cómo equilibrar la experiencia personal con la interpretación bíblica y viceversa.

Preguntas para reflexionar:

Imagínate sentado en el concilio de Jerusalén, escuchando atentamente los argumentos. Haz de cuenta de que no sabes cuál es la postura “correcta”. Sé honesto: Tu opinión sobre la relación entre las Escrituras y la experiencia, ¿se ajusta mejor al partido a favor de la circuncisión o al contrario? ¿Qué dice sobre ti esta decisión?

 

Ir ArribaPASO 4: ¡Crea!

Solo para los maestros: Dado que como adventistas guardamos el sábado y observamos leyes alimentarias que la mayoría de los cristianos considera obsoletas, continuamente asumimos la postura de proponer y defender una hermenéutica que demuestre que estamos “usa[ndo] bien la palabra de verdad” (2 Tim. 2:15). Una herramienta útil que se ha sugerido aquí para aclarar el espinoso tema de la aplicación de la ley del Antiguo Testamento es un enfoque narrativo: Interpretar la voluntad de Dios en términos de la historia en desarrollo del pueblo de Dios. Francamente es insostenible que se aborde la ley del Antiguo Testamento con un planteamiento de “todo o nada” luego de hacer una lectura honesta del uso del Antiguo Testamento en el Nuevo Testamento. Incluso Jacobo en Hechos 15, aunque juzga que la circuncisión es obsoleta, considera que otros cuatro requisitos de la Torá son indispensables para los conversos gentiles (Hech. 15:20). Plantéale a la clase que los múltiples ángulos resultantes del concilio de Jerusalén apoyan la hermenéutica adventista, y evalúa si alguno de los principios analizados aquí le hubiera sido útil a la clase en su testificación anterior.

Actividad:

El sábado, la carne de cerdo, las alhajas, el diezmo, Elena de White, el santuario celestial... Asumámoslo, los adventistas creen en unas cuantas cosas que otros cristianos no creen. Piensa en una conversación en la que hayas defendido una postura excepcionalmente distintiva o controvertida (relativamente hablando) que poseemos. ¿Cómo podrías haber usado las lecciones aprendidas del concilio de Jerusalén para reforzar tu postura?

Devoción

Logo Escuela SabáticaLecciones de la Escuela Sabática

Estudie la palabra de Dios a través de las Guías o lecciones de la Escuela Sabática.


Devoción Matutina

Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él. 1 Corintios 6:17.


Libros de Lecturas Devocionales

- A Fin de Conocerle. Hoy con la lectura Misericordia para el arrepentido basada en 1 Juan 1:9.

- Cada día con Dios. Hoy con la lectura La naturaleza nos habla de Dios basada en Génesis. 1:31.


Club de Oración

Envíe su Pedido de Oración, sus peticiones serán tratadas de una forma confidencial.

Principal | Nosotros | Noticias | Recursos | Descargas | Devoción | Directorios

Iglesia Adventista del Séptimo Día de Santa Clara
Primer Sitio Cubano al Servicio de Cristo
©2002-2018
Contáctenos: iasdsantaclara@yahoo.es

Patrocinadores:
Ministerio PedrAngular
Craig Pettersen