El grandioso reino de Dios

Categoría: Historias Infantiles

  • "¿De qué les agradaría a ustedes que yo les hable hoy?" - preguntó la mamá a sus hija Norma e Iris.

  • "Yo desearía que tú nos hablaras de dónde fue que vino la gente de este mundo", demandó Norma. "Un niño de la escuela me dijo que en un tiempo los hombres eran monos".

  • "Esa es una pregunta, Norma" dijo la madre y estoy agradecida que tú la hayas preguntado".

  • "¿Fue verdad que en un tiempo tuvimos rabos?" Sorprendida clamó Iris.

  • "Ciertamente, que no" contestó la mamá. "Esta historia de que el hombre viene del mono es falsa. Ya les diré la verdad sobre esto".

    Ustedes recuerdan que anoche me preguntaron como fue que el mundo fue hecho, las estrellas, el sol etc. Y que les leí las respuestas de la Biblia. Bueno, esta noche yo voy hacer lo mismo.

    El primer capítulo de Génesis nos dice de dónde provino todo el mundo, los árboles, las flores, los animales y el hombre mismo. Ustedes, saben cómo fue que el mundo fue hecho. Lo mismo sucedió con todo lo demás. Yo no sé cuánto tiempo gastó él planeándolo de antemano, diseñando el más mínimo detalle, para que así no hubiera errores. No sé cuanto tiempo tardó Dios en actuar, todo lo que tenía que hacer él era decir la palabra y la cosa que él deseaba venía a existencia".

  • "Eso me hace recordar una cosa", dijo Norma. El otro día yo oí que una de las maestras dijo que la gente en un tiempo era algo así como gusanos y que se tomó millones de años para que ellos evolucionaran en hombres.

  • Yo sé que hay muchos que se expresan de esa manera hoy día, contestó la madre, pero esas son gentes que no creen en la Biblia. Estuvo muy mal de la maestra decirles eso, pues no es verdad. Presten atención a esto: "Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios los creó, varón y hembra los creó" (Genesis 1:27).

  • "¿No sería mejor pensar que Jesús nos hizo, que haber nacido de gusanos sin El?".

  • "No me gustaría haber sido un gusano", interrumpió Iris. "Sería muy fácil que me picaran en dos pedazos".

  • "Atiendan de nuevo", dijo la madre. "Entonces Jehová Dios formó el hombre del polvo de la tierra y sopló en su nariz aliento de vida y fue el hombre un ser viviente".

    Esa es la verdadera historia de cómo el hombre comenzó a vivir en este mundo. Y vez tras vez la Biblia repite que Dios hizo al hombre a su imagen. En ningún sitio ésta sugiere que el hombre evolucionó a través de millones de años.

  • "¿Pero hay alguna diferencia en cuál de estas creemos?", preguntó Norma pensativamente.

  • "Por supuesto que hay diferencia", dijo la madre. "Si un hombre proviene de alguna criatura movediza, ondulante de un pantano y que gradualmente se desarrolló por si mismo, pues no habría razón para que amemos y adoremos a Dios. Pero si él fue creado por Jesús en su imagen, entonces es lógico que reverencie a su maestro, y respete a su prójimo como si fuera su propio cuerpo. A mí me agrada mucho pensar que mis primeros padres fueron creados a la imagen de Dios”.

  • "¿Qué significa eso?" Preguntó Norma. "Yo creo que esto quiere decir exactamente lo que simplemente dice, dijo la madre: A la imagen quiere decir «parecerse». Dios hizo al hombre parecido a El mismo. Y es maravilloso pensar que Dios fue quién hizo a las estrellas, el sol, el mundo y todo lo que hay en éste. Dios hizo al hombre no solamente para que se pareciera a Él, sino que también le dio al hombre el poder para pensar, para elegir, actuar, amar y vivir como El vive, aunque en una esfera menor".

  • "¿Son los hombres de ahora como Dios?", preguntó Norma.

  • "Yo creo que algunas veces lo son", dijo la madre. "De vez en cuando te encontrarás con hombres buenos que aman a Dios y a su palabra, que son firmes como el acero, y que sienten placer en ser bondadosos. Quizás ellos no sean tan preciosos como lo fue Adán cuando acababa de salir de las manos del Hacedor; pero ellos están recibiendo de vuelta alguna parte de la gloria de la imagen de Dios".

  • "¡Qué lástima que todo eso se ha perdido!", exclamó Norma.

  • "Sí", dijo la madre, y Jesús también estará pensando lo mismo. Cuando El hizo al hombre, sus esperanzas eran que éste, fuera precioso todo el tiempo. Pero todos sabemos que de algún modo Él vendrá para hacernos como El es otra vez. La Biblia dice: “...pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es”. (1 Juan 3:2).

Devoción

Logo Escuela SabáticaLecciones de la Escuela Sabática

Estudie la palabra de Dios a través de las Guías o lecciones de la Escuela Sabática.


Devoción Matutina

¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia? Hebreos 10:29.


Libros de Lecturas Devocionales

- A Fin de Conocerle. Hoy con la lectura Guía y amigo basada en Deuteronomio 32:7.

- Cada día con Dios. Hoy con la lectura El cristiano consecuente basada en 1 Juan 1:5-7.


Club de Oración

Envíe su Pedido de Oración, sus peticiones serán tratadas de una forma confidencial.

Principal | Nosotros | Noticias | Recursos | Descargas | Devoción | Directorios

Iglesia Adventista del Séptimo Día de Santa Clara
Primer Sitio Cubano al Servicio de Cristo
©2002-2017
Contáctenos: iasdsantaclara@yahoo.es

Patrocinadores:
Ministerio PedrAngular
Craig Pettersen