El carbón, ¿método natural de curación?

El autor(a) Alexander García Urquijo, es especialista en primer grado de Medicina Familiar, residente de Cirugía Plástica y Caumatología, y Director del Departamento de Salud de nuestra Iglesia.

Categoría: Zona de Salud

Cuando nos hablan del carbón, nos viene a la mente a la abuelita cocinando en los tiempos de antaño, o al clásico carbonero con su pregón y su aspecto ennegrecido. Pero lo que a muy pocos se les ocurre pensar, es que el carbón tenga valiosos usos medicinales, y aún menos que se pueda comer.

¡Siga leyendo! Créanos, que le hablamos del mismo carbón en que usted está pensando. La forma en que se elabora el carbón que empleamos para cocinar (no dude que el arroz más sabroso se prepara en carbón, según todo chef que se respete) produce una forma del mismo que se conoce como carbón activado. Activado porque por las altas temperaturas a que estuvo sometido, expulsó de su interior (de ese pedazo negro) toda la humedad y otros gases o líquidos que podía contener. El espacio así liberado le aporta las propiedades de absorber o remover gases venenosos, drogas, químicos tóxicos, bacterias y virus.

Para no hacerle esperar mucho, le mostramos a continuación cómo se debe preparar el carbón activado para su uso medicinal.

Primero, corte el carbón en pedazos grandes. Es aconsejable esterilizarlo calentándose en una vasija de barro o hierro de 20 a 30 minutos. Entonces muela los pedazos de carbón hasta que quede reducido a un polvo fino y guárdelo en un recipiente bien seco y herméticamente cerrado.

El carbón activado tiene varias ventajas sobre cualquier otro medicamento:

  1. Simple de hacer y usar

  2. Barato y fácil de adquirir

  3. Inofensivo y muy efectivo

¿Cómo puede hacer carbón en casa?

Para ello se toman trozos de madera (preferentemente cáscara de coco, eucalipto, sauce, pino o roble). Quítele la cáscara. En un hoyo hecho en la tierra, amontone la madera y prenda fuego. Después que haya comenzado a arder, cúbrala con tierra o con un pedazo de hojalata, si usa la hojalata amontone tierra sobre ella. Deje solo un pequeño agujero para que entre poco aire. Se le deja allí durante varios días y él se quemará muy lentamente. Una vez que se haya concluido su elaboración, dejarlo enfriar. Si se enciende es que aún está muy caliente.

Formas de uso

Oral: Se puede usar cada vez que lo necesite sin que resulte tóxico. Se prepara mezclando 1 ó 2 cucharadas de polvo en poca agua, hasta formar una pasta en la que usted observe que el carbón está bien mojado. Luego se llena el vaso con agua y se bebe (¡No use refresco ni jugos! Recuerde que el carbón absorberá cualquier sustancia, y ello incluye azúcar, jugo de naranja, etc., y entonces ya no podrá absorber en su interior lo que le esté haciendo daño). Es mejor tomarlo entre comidas, pero si la comida es la causa de enfermedad, bébalo con ella, pero no abuse de su uso, puede provocarle síntomas carenciales, por absorber de los alimentos los nutrientes que usted necesita.

Cataplasma: Se mezcla el polvo con agua hasta obtener una pasta, que se puede mezclar con almidón. Se extiende la masa sobre la mitad de un trozo de tela o papel, y se dobla la otra mitad sobre ella de tal forma que quede cubierta por la tela o el papel de ambos lados. Esta cataplasma se coloca encima de la parte del cuerpo sobre la cual desea actuar. Cubra la cataplasma con un pedazo de nylon fino para que no se seque.

Precaución: Es mejor no aplicar el carbón directo sobre la piel en caso de cortadura o herida, pues puede quedar como un tatuaje.

Usos Comunes del carbón y su tratamiento

  1. Envenenamiento por drogas, medicinas o sustancias tóxicas

    • Provoque el vómito (no si se consumió combustibles)

    • En caso de ingestión de ácidos, neutralice con solución de bicarbonato de sodio y agua.

    • En caso de cáusticos (sosa, potasa, lejías), neutralícelos con vinagre diluido en agua.

    • Mezcle 1 o 2 cucharadas grandes de carbón en polvo en pequeña cantidad de agua e ingerir rápidamente.

  2. Diarreas:

    • Hidrate al paciente con agua de arroz o caldo vegetal. Para ello añada ½ o 1 cucharadita de sal en ½ litro de agua de arroz o agua hervida.

    • Consuma 8 o 10 vasos de agua al día además de consumir el agua equivalente a las pérdidas en cada diarrea.

    • Mezclar carbón de igual manera que la anterior.

  3. Náuseas o vómitos:

    • En adultos: 1 o 2 cucharadas grandes en ½ vaso de agua después de cada vómito.

    • En niños: ½ o 1 cucharada de carbón en ½ vaso de agua.
      Si el carbón se vomita, administre igual dosis hasta que sea asimilado.

  1. Gas intestinal o flatulencia:

    • En la misma dosis antes mencionada, tome el carbón con agua cuantas veces sea necesario hasta que haya mejoría.

  1. Infecciones en ojos y oídos:

    • Se trata con cataplasma de carbón. Se coloca sobre el ojo u oído enfermo por 4 horas o toda la noche. La aplicación de calor favorece la acción.

  1. Infecciones en piel o articulaciones:

    • Se tratan con cataplasma, por varias horas o durante la noche.

  1. Picadura de abejas o de mosquitos:

    • Aplicar cataplasma de carbón sobre la lesión.

    • En caso de que la reacción producida sea severa, cambie la cataplasma cada 10 minutos durante 1 hora. Después déjela por 8 horas o hasta que el dolor y la inflamación hayan desaparecido.

  1. Picadura por escorpiones:

    • Lavar la lesión con agua y jabón.

    • Prepare un baño frío con ½ taza de carbón en 8 litros de agua y sumerja el área de la lesión durante 30 minutos a una hora.

    • Seguidamente, aplique cataplasma de carbón.

  1. Enfermedades del hígado:

    • En pacientes con enfermedades renales o hepáticas o insuficiencia renal, use el carbón activado por vía oral, preparado de la manera ya descrita. Esto ayuda a disminuir la acumulación de toxinas en el cuerpo.

    • En caso de enfermedades renales, aplicar cataplasma sobre el abdomen.

  1. Dolor de muelas e infección de muela:

    • Prepare pasta con polvo de carbón y agua.

    • Cepillase con esta pasta, sobre todo entre las encías infectadas y los dientes con caries.

    • Deje el carbón sobre las encías durante toda la noche.

    • Enjuague la boca por la mañana.

    • Si hay dolor, coloque pasta de carbón en un pedazo de gasa y sitúela entre la mejilla y la muela infectada, o entre la muela y la lengua.

  1. Otros usos del carbón vía oral:

    • Halitosis (mal aliento)

    • Dolor de garganta

Dosificación del carbón para casos de intoxicación farmacológica

Cantidad Total de Medicamento o Veneno consumido

Cantidad de carbón a usar por la persona sí:

No ha comido en las últimas 2 horas.

Ha comido en las últimas 2 horas.

1 Cucharada
1 a 2 Tabletas
1 a 2 Cápsulas

2 cucharadas en un poco de agua. Añadir agua al vaso y consumir. Tome dos vasos de agua inmediatamente después.

4 a 10 cucharadas en un poco de agua. Añadir agua al vaso y consumir. Tome dos vasos de agua inmediatamente después.

1 Cucharada grande
3 a 5 tabletas
2 a 5 Cápsulas

Tome entre 3 y 4 cucharadas. Añadir agua al vaso y consumir. Tome dos vasos de agua inmediatamente después.

Tome entre 6 y 15 cucharadas. Añadir agua al vaso y consumir. Tome dos vasos de agua inmediatamente después.

Desconocido

Tome entre 1 y 5 cucharadas. Añadir agua al vaso y consumir. Tome dos vasos de agua inmediatamente después.

Tome entre 5 y 15 cucharada. Añadir agua al vaso y consumir. Tome dos vasos de agua inmediatamente después.

Nota: Repetir la dosis cada 10 minutos si el paciente no mejora y constantemente si empeora.

Esperamos no haberle decepcionado, como ve, ¡el carbón cura comiéndoselo! No se preocupe, que no engordará.

 

Devoción

Logo Escuela SabáticaLecciones de la Escuela Sabática

Estudie la palabra de Dios a través de las Guías o lecciones de la Escuela Sabática.


Devoción Matutina

Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. Romanos 12:1.


Libros de Lecturas Devocionales

- A Fin de Conocerle. Hoy con la lectura Una poderosa defensa contra la tentación basada en Hebreos 2:18.

- Cada día con Dios. Hoy con la lectura Dios quiere que usted sea suyo basada en Romanos 6:13.


Club de Oración

Envíe su Pedido de Oración, sus peticiones serán tratadas de una forma confidencial.

Principal | Nosotros | Noticias | Recursos | Descargas | Devoción | Directorios

Iglesia Adventista del Séptimo Día de Santa Clara
Primer Sitio Cubano al Servicio de Cristo
©2002-2017
Contáctenos: iasdsantaclara@yahoo.es

Patrocinadores:
Ministerio PedrAngular
Craig Pettersen