Elena de White y la Iglesia Adventista del Séptimo Día

El autor(a) Pr. Gilberto Moral al escribir este trabajo era Secretario de la Delegación del Centro.

Categoría: Simposio Elena G. White


Elena de White y la Iglesia Adventista del Séptimo Día

Introducción

El objetivo de este trabajo es demostrar que la iglesia adventista del séptimo día es el pueblo remanente de Dios para el último tiempo. A pesar de algunos errores, no doctrinales, nuestra iglesia sigue siendo el instrumento escogido por Dios para proclamar el último mensaje de amonestación al mundo. Basados en la Palabra de Dios y en el mensaje inspirado de Elena G. White demostraremos esta afirmación.

Desarrollo

1. El remanente o Laodicea

Es difícil unir el mensaje de Apocalipsis 12:17 que nos describe como el remanente con el de Apoc. 3:14 al 22 que nos describe como Laodicea.

Tres características del remanente:

  • El tiempo en que comienza.

  • Guarda los mandamientos de Dios.

  • Tiene el testimonio de Jesucristo.

El pueblo de Dios guarda sus mandamientos

Dios tiene en la tierra una iglesia que está ensalzando la ley pisoteada y presentando al mundo el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo...

Existe solamente una iglesia que esté actualmente en la brecha, reparando el muro, reedificando las ruinas...

Tengan todos cuidado de no hacer declaraciones contra el único pueblo que está cumpliendo la descripción que se da del pueblo remanente que guarda los mandamientos de Dios, [y] tiene la fe de Jesús...

Dios tiene un pueblo distinto, una iglesia en la tierra, que no es inferior a ningún otro, sino superior a todos en su capacidad de enseñar la verdad y vindicar la ley de Dios... TM 50, 57-59 (1893).

Laodicea

¿Sera el mismo pueblo descrito en apoc. 12:17?

El mensaje a la Iglesia de Laodicea se aplica a nuestra condición. Cuán claramente se describe la posición de los que creen que tienen toda la verdad, que se enorgullecen de su conocimiento de la Palabra de Dios, al paso que no se ha sentido en su vida el poder santificador de ella.

Falta en su corazón el fervor del amor de Dios, pero precisamente ese fervor del amor es lo que hace que el pueblo de Dios sea la luz del mundo. (Fe y Obras 84).

El Señor nos muestra aquí que el mensaje que deben dar a su pueblo los ministros que él ha llamado para que amonesten a la gente no es un mensaje de paz y seguridad. No es meramente teórico, sino práctico en todo detalle. En el mensaje a los laodicenses, los hijos de Dios son presentados en una posición de seguridad carnal.

Están tranquilos, creyéndose en una exaltada condición de progreso espiritual. "Porque tú dices: Yo soy rico, y estoy enriquecido, y no tengo necesidad de ninguna cosa; y no conoces que tú eres un cuitado y miserable y pobre y ciego y desnudo”. (Review and Herald, 19 de septiembre de 1893). 101

Cuando se habla del remanente se habla de la verdad que posee.

Cuando se habla de Laodicea se habla de su vida espiritual.

2. ¿Fue Israel lo que se esperaba?

Isaías 1:6; 11 al 13. Oseas 4:1-2.

¿Los abandonó Dios? Oseas 11:8; Isaías 1:16,17

¿Algún profeta aconsejó abandonarlo? Isaías 5:7.

Más de mil años perduró el remanente de Dios, a pesar de ser culpable de cuantos pecados existían. Nada de esto anulaba la condición del remanente.

Solo cuando Dios llamó a otro grupo “La iglesia cristiana”, que tenía mayor luz, Israel perdió su condición de remanente. Esto solo ocurrió cuando ellos rechazaron la verdad de Cristo como Mesías.

“Si un judío residente en Israel en cualquier período anterior al cristianismo, se hubiera desanimado a causa de sus pecados, las controversias y la falta de fe hebrea, ¿A dónde podría haber ido?¿a adorar el sol con los romanos?¿o las ranas con los egipcios?¿se uniría con los adoradores de Diana? ¿o al culto que los cananeos le tributaban a Baal? No importa en cual triste estado se hallara su iglesia de todos modos no encontraría en ninguna parte mayor verdad. Lo mismo sucede con el adventismo de hoy. ¿A dónde podría ir un adventista descontento sin sacrificar sus creencias más fundamentales”. El Remanente, Cliford Goldstein, pág. 84

“Para la iglesia de Dios, que custodia su viña en la tierra hoy, resultan de un valor especial los mensajes de consejo y admonición dados por los profetas que presentaron claramente el propósito eterno del Señor en favor de la humanidad. En las enseñanzas de los profetas, el amor de Dios hacia la raza perdida y el plan que trazó para salvarla quedan claramente revelados. El tema de los mensajeros que Dios envió a su iglesia a través de los siglos transcurridos fue la historia del llamamiento dirigido a Israel, sus éxitos y fracasos, cómo recobró el favor divino, cómo rechazó al Señor de la viña y cómo el plan secular será realizado por un remanente piadoso en favor del cual se cumplirán todas las promesas del pacto. Y hoy el mensaje de Dios a su iglesia, a aquellos que se ocupan en su viña como fieles labradores, no es otro que el dado por el profeta antiguo. En aquel día cantad de la viña del vino rojo. Yo Jehová la guardo, cada momento la regaré; guardaréla de noche y de día, porque nadie la visite”. Isa. 27: 2, 3. P.R pág. 16

Solo cuando el pueblo de Israel rechazó la verdad presente para ellos mediante Cristo fueron rechazados.

3. La Iglesia Adventista del Séptimo Día.

¿Reconoció Elena White algún error en ella?

“Estamos autorizados a tener el mismo concepto que tuvo el apóstol amado de los que afirman morar en Cristo y viven transgrediendo la Ley de Dios. Existen en la Iglesia de estos últimos días males semejantes a los que amenazaban la prosperidad de la iglesia primitiva”. Conflicto y Valor, 18 de Diciembre.

“Durante años habéis tenido evidencias de que el Señor me ha dado una obra que hacer. Esas evidencias difícilmente podrían haber sido mayores. ¿Destruiréis todas esas evidencias como una telaraña ante la sugestión de la incredulidad de un hombre? Lo que me hace doler el corazón es que muchos que ahora están perplejos y tentados son los que han tenido abundancia de evidencias y oportunidades que Dios ha puesto en posiciones de liderazgo para estimular a la Iglesia a considerar y comprender el mensaje que Dios ha dado para salvarlos de los engaños de los últimos días”. TS Tomo 1 pág. 35.

¿Aconsejó abandonarla?

La iglesia no será quebrantada: “Otra vez digo: El Señor no ha hablado por intermedio de ningún mensajero que llame Babilonia a la iglesia que guarda los mandamientos de Dios. Es cierto, hay cizaña entre el trigo; pero Cristo dijo que él enviaría a sus ángeles para juntar primero la cizaña y atarla en manojos con el fin de quemarla, pero reuniría el trigo en su granero. Yo sé que el Señor ama a su iglesia. No ha de ser desorganizada ni desmenuzada en átomos independientes. No hay la menor consistencia en esto; no hay la menor evidencia de que tal cosa vaya a ocurrir jamás. Los que acepten este falso mensaje y traten de contaminar a otros serán engañados y se prepararán para recibir nuevos engaños, y no llegarán a nada”. Review & Herald, 19 de Septiembre de 1893.

“Puede parecer que la Iglesia está por caer, pero no caerá. Ella permanecerá en pie, mientras los pecadores que hay en Sión son tamizados, mientras la paja es separada del trigo precioso. Es una prueba terrible, y sin embargo tiene que ocurrir”. MS Tomo 2 Pág. 436.

La Iglesia está compuesta por fieles y pecadores, trigo y cizaña. Los pecadores son los que van a salir.

“Aunque existen males en la Iglesia, y los habrá hasta el fin del mundo, la Iglesia ha de ser en estos postreros días luz para el mundo que está contaminado y corrompido por el pecado. La Iglesia , debilitada y deficiente, que necesita ser reprendida, amonestada y aconsejada, es el único objeto de esta tierra al cual Cristo concede la consideración suprema”. TM Pág. 49

¿Qué dijo Elena White de los que dicen que la Iglesia Adventista es Babilonia?

“Dios tiene un pueblo distinto, una iglesia en la tierra, que no es inferior a ningún otro, sino superior a todos en su capacidad de enseñar la verdad y vindicar la ley de Dios… Hermano mío, si usted está enseñando que la Iglesia Adventista del Séptimo Día es Babilonia, está equivocado”. TM 50, 57-59 (1893). 45

“El pretender que la Iglesia Adventista del Séptimo Día es Babilonia, es tener la misma pretensión que Satanás, que es el acusador de los hermanos, que los acusa delante de Dios día y noche. Por este mal uso de los Testimonios las almas son confundidas, porque no pueden entender la relación de los Testimonios con la posición que asumen los que están en el error; pues Dios se propuso que éstos fueran colocados siempre en la trama de la verdad”. La Iglesia Remanente pág. 62.

“Otra vez digo: El Señor no ha hablado por intermedio de ningún mensajero que llame Babilonia a la iglesia que guarda los mandamientos de Dios. Es cierto, hay cizaña entre el trigo; pero Cristo dijo que él enviaría a sus ángeles para juntar primero la cizaña y atarla en manojos con el fin de quemarla, pero reuniría el trigo en su granero”. Review & Herald, 19 de Mayo de 1893.

4. Consecuencias de posiciones extremas

  1. Arruinan la vida de oración de la congregación.

  2. Dejan una influencia oscura (Negativa).

  3. Causan gran daño a la causa de Dios.

  4. Causan desaliento.

  5. Se produce un espíritu de crítica, de encontrar faltas.

  6. Se introducen falsos maestros. Caso de Gálatas.

  7. Algunos terminan con sus mentes desequilibradas.

Conclusión

“El gran día de Dios está cercano y muy próximo, y hay una gran obra que realizar, la cual debe ser hecha con presteza. Pero hallamos que en medio de la obra que ha de hacerse, están los que profesan creer la verdad presente y que no saben cómo invertir los medios que les fueron confiados, que por falta de mansedumbre y humildad de corazón, no ven cuán grande es la tarea que ha de hacerse. Todos los que aprendan de Jesús serán obreros juntamente con Dios. Pero los que salen a proclamar el error, gastando tiempo y dinero en una obra vana, arrojan cargas acrecentadas sobre los verdaderos obreros que trabajan en territorios nuevos, pues en lugar de dedicar su tiempo a defender la verdad, se ven obligados a contrarrestar la obra de los que proclaman la falsedad, y pretenden tener un mensaje del Cielo”. La Iglesia Remanente, página 62

Devoción

Logo Escuela SabáticaLecciones de la Escuela Sabática

Estudie la palabra de Dios a través de las Guías o lecciones de la Escuela Sabática.


Devoción Matutina

Jehová dijo así: El cielo es mi trono, y la tierra estrado de mis pies; ¿dónde está la casa que me habréis de edificar, y dónde el lugar de mi reposo? Isaías 66:1.


Libros de Lecturas Devocionales

- A Fin de Conocerle. Hoy con la lectura De la derrota a la victoria basada en Santiago 5:16.

- Cada día con Dios. Hoy con la lectura Dirigidos por el gran planificador basada en Mateo 24:14.


Club de Oración

Envíe su Pedido de Oración, sus peticiones serán tratadas de una forma confidencial.

Principal | Nosotros | Noticias | Cursos Bíblicos | Recursos | Descargas | Devoción | Directorios

Iglesia Adventista del Séptimo Día de Santa Clara
Primer Sitio Cubano al Servicio de Cristo
©2002-2014
Contáctenos: iasdsantaclara@yahoo.es

Patrocinadores:
Ministerio PedrAngular
Craig Pettersen