Devocional "Cada día con Dios"

Este libro tiene una característica especial: la lectura correspondiente a cada día se ha tomado de un material que la Sra. White escribió durante su ministerio en ese mismo día del mes. Nuestro deseo es que estas lecturas devocionales puedan ayudarle a comenzar "cada día con Dios".

22 de febrero: "Donde tú quieras, señor"

No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. Filipenses 4:11

Se ha apoderado de mi mente el pensamiento de que si no se producen cambios en mi salud física, no es lo mejor que relacione este hecho con mis dolores ni con mis horas de insomnio. Así, pues, pasa un día tras otro y mi experiencia sigue igual. Los dolores reumáticos han invadido todo mi cuerpo. No tengo apetito ni me agrada comer, y cuando me siento por un instante, sufro muchos dolores cuando me quiero levantar. Mis miembros no me quieren obedecer, y si los muevo sufro mucho dolor.

He pensado mucho acerca de que el Señor no me envió a este país [Australia]. A veces tengo la seguridad de que la voluntad de Dios era que permaneciera en California, en mi propio hogar, y que escribiera en la medida de mis posibilidades acerca de la vida de Cristo. Pero de una cosa estoy segura: la gente de este país necesita ayuda. Y temo que hubiera sido egoísmo de mi parte, o amor a la comodidad, si hubiera rehusado venir a Australia.

Durante mi vida he tratado de hacer lo que no estaba de acuerdo con mi inclinación, porque Cristo, nuestro modelo, no vivió para agradarse a sí mismo. Muchas veces he pensado que a un alto costo había conseguido un lugar para retirarme a descansar, donde pudiera escribir acerca de la vida de Cristo. Pero recibí una ferviente invitación de un lugar donde se necesitaba ayuda, y se me solicitó que diera mi testimonio en las iglesias. No me atreví a decir no. Inmediatamente respondí que haría todo lo posible de acuerdo con la fuerza que Dios me diera. Después de cumplir esta tarea en medio de mi debilidad, otros deberes en Battle Creek requirieron mi colaboración, lo que me obligó a trabajar de día y de noche, y a orar mucho en las horas de la noche cuando no podía dormir.

Cuando fui a California creía verdaderamente que podría quedarme allí todo el invierno, pero muchos expresaron la opinión de que era el momento de ir a Australia. No me atreví a quedarme, sino que fui, de acuerdo con la opinión y la luz de mis hermanos. Entonces, cuando llegué a Australia, asumí las responsabilidades y trabajé como hasta ahora lo he hecho (Diario, Manuscrito 29, del 22 de febrero de 1892, escrito en Melbourne, Australia).

Devoción

Logo Escuela SabáticaLecciones de la Escuela Sabática

Estudie la palabra de Dios a través de las Guías o lecciones de la Escuela Sabática.


Devoción Matutina

Cuanto más yo los llamaba, tanto más se alejaban de mí; a los baales sacrificaban, y a los ídolos ofrecían sahumerios. Oseas 11:2.


Libros de Lecturas Devocionales

- A Fin de Conocerle. Hoy con la lectura El templo espiritual de Dios basada en Efesios 2:21-22.

- Cada día con Dios. Hoy con la lectura A su sombra basada en Efesios 4:11-12.


Club de Oración

Envíe su Pedido de Oración, sus peticiones serán tratadas de una forma confidencial.

Principal | Nosotros | Noticias | Recursos | Descargas | Devoción | Directorios

Iglesia Adventista del Séptimo Día de Santa Clara
Primer Sitio Cubano al Servicio de Cristo
©2002-2020
Contáctenos: iasdsantaclara@yahoo.es

Patrocinadores:
Ministerio PedrAngular
Craig Pettersen