Guías o lecciones de la Escuela Sabática para el Estudio de la Biblia

Lecciones para adultos: "El evangelio en Gálatas"

Edición para maestros. Cuarto trimestre (octubre-diciembre) de 2011

Lección 14: "Gloriarse en la cruz"

Para el 31 de diciembre de 2011

 

Enseña a tu clase | Bosquejo de la Lección | Resumen
Ciclo de Aprendizaje:
Motiva | Explora | Aplica | Crea

 

El sábado enseñaré...

Texto Clave: Gálatas 6:14.

 

Ir ArribaEnseña a tu clase a:

Saber analizar los comentarios finales de Pablo a los Gálatas, al revelar el centro de su pasión por el evangelio y la iglesia.

Sentir la profunda preocupación de Pablo por la condición espiritual de los gálatas, y su relación con él mismo y con los falsos maestros.

Hacer: Jactarnos únicamente en la cruz, como el centro de nuestra vida y nuestra misión.

 

Ir Arriba Bosquejo de la Lección

  1. Saber: Grandes letras

    1. Observar cómo la conclusión de la carta de Pablo a los Gálatas es diferente de la conclusión de muchas de sus otras cartas.

    2. ¿Cómo se refleja, en la conclusión de su carta, el tema más persistente de la epístola?

    3. ¿Cuál era su única jactancia, y cuánto sufrió él por causa de esta pasión?

  2. Sentir: No estaba interesado en impresionar

    1. Si Pablo hubiese estado interesado en causar una buena impresión en la iglesia, ¿de qué modo habría sido diferente la conclusión de su epístola?

    2. ¿Qué sentimientos fuertes son evidentes en su conclusión?

    3. ¿Cómo habrá tocado el corazón de los Gálatas el haberse referido al costo personal y a las cicatrices en su cuerpo, por causa de su servicio en la misión?

  3. Hacer: Nuestra única jactancia

    1. ¿Qué motivación existe en lo profundo de nuestras vidas?

    2. ¿Acerca de qué cosas tenemos la tendencia a jactarnos?

    3. ¿En qué sentidos serían diferentes nuestras vidas si nos jactáramos solo en la cruz?

 

Ir Arriba Resumen

Pablo concluye su carta a los Gálatas con una fuerte apelación personal, rechazando toda lealtad externa a las costumbres judías y aferrándose solo de la cruz, como la razón de su vida y de su servicio, sin importarle el costo.

 

Ir Arriba CICLO DE APRENDIZAJE

Concepto clave para el crecimiento espiritual: Los creyentes sinceros se jactan no acerca de sus logros, sino solamente acerca del sacrificio que Cristo hizo en favor de nosotros.

 

Ir ArribaPASO 1: ¡Motiva!

La distinción entre el cristianismo auténtico y una religión de beneficio propio a veces aparece como muy pequeña. Sin tomar en cuenta las apariencias, la diferencia es gigantesca. El cristianismo se jacta solamente de Cristo. Las religiones que se sirven a sí mismas hablan en forma brillante de Cristo y de los logros eclesiásticos que alcanzaron. La gente, y a veces aun los ministros, deben ser cuidadosos para no jactarse acerca de sus realizaciones espirituales, especialmente en contraste con otros, que tal vez no tienen tanto “éxito”, por lo menos superficialmente. Sin embargo, solo una comparación es digna de notarse: Cristo versus la humanidad. Aquí realmente no hay comparación. La tarea más distinguida, el discurso más elocuente, los más elevados logros académicos, la administración más brillante son basura aparte de Cristo.

Pablo contrasta su enfoque espiritual con el enfoque de engrandecimiento propio de sus adversarios, declarando que su única jactancia es Cristo. Reconoce que solo Cristo da forma a la misión, garantiza su realización exitosa, y que los esfuerzos humanos aparte de Cristo no son nada. Cristo es el principio. Cristo es la conclusión. Cristo es el todo.

Actividad inicial: Consigue una figura u objeto de barro cocido (o equivalente) y, durante la clase, píntala. Analiza cómo el pintarla afecta el formato de la figura (no cambia para nada). Mientras la pintura se está secando, espolvorea trocitos de brillantina sobre la figura. Analiza si el brillo afecta la forma (tampoco la afecta en nada). Si no puedes conseguir los elementos para esta actividad, descríbela en tus propias palabras, enfatizando los siguientes puntos: La sustancia o la forma básica de la figura sigue sin cambios; por lo tanto, la pintura y el brillo deben ser secundarios, porque no habría una forma sin la figura. Los cristianos son la pintura y el brillo, pero Cristo es la sustancia y, por lo tanto, merece toda la gloria. Pregunta: ¿Cómo es que los creyentes no son nada aparte de la figura de Cristo, que da forma y vitalidad a la misión de la iglesia?

 

Ir ArribaPASO 2: ¡Explora!

Solo para los maestros: En el Antiguo Testamento, la comprensión de la gloria proviene del concepto de peso. Los lenguajes modernos reflejan esta comprensión. Algunas expresiones populares se refieren a ciertos líderes como los más “pesados”. Otra frase dice: “Añade tu peso a este asunto”, indicando, como en la frase anterior, que la influencia, la importancia, la posición social elevada y una amplia autoridad ayudan al asunto. El Nuevo Testamento adhiere a esta tradición, aplicando el término, principalmente, a nuestro Padre celestial y a Jesucristo, y solamente en un sentido secundario a los seres humanos (Luc. 12:27; Juan 7:18). Gloria, autoridad, perfección –es decir, el “peso”– pertenecen a Dios. En comparación, los logros más nobles de la humanidad son como basura.

Comentario de la Biblia

I. Jactándose en la cruz

(Repasa, con tu clase, Gál. 6:14).

Pablo se jactaba acerca del sufrimiento y la vergüenza representados por la cruz. Los criminales más despreciados recibían la crucifixión; una ejecución más vergonzante no existe. Si Pablo hubiera sido un plebeyo, un desarraigado, deficientemente educado o ridiculizado por su religión, su identificación con la crucifixión podría ser comprensible. Rápidamente entendemos por qué una persona de una formación pobre llega a ser, por ejemplo, un revolucionario o un terrorista; pero, la identificación de Pablo con la crucifixión desafía el razonamiento. Su testimonio personal era: “Aunque yo tengo también de qué confiar en la carne. Si alguno piensa que tiene de qué confiar en la carne, yo más: circuncidado al octavo día, del linaje de Israel, de la tribu de Benjamín, hebreo de hebreos; en cuanto a la ley, fariseo; en cuanto a celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible. Pero, cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo” (Fil. 3:4-8). Pablo era una persona que poseía la máxima información, y contaba con las credenciales más impresionantes, en lo religioso, lo educativo y lo social, de que se disponía entonces. No obstante, la jactancia de Pablo no llegó a ser ninguna otra que Cristo mismo. Sus escritos demuestran una notable consistencia en este punto. Gálatas, escrita temprano en el ministerio de Pablo, exclama que Pablo únicamente se gloría en la cruz. Filipenses, escrita durante su prisión posterior, afirma lo mismo. Pablo, el escritor de más de una docena de cartas del Nuevo Testamento; el misionero cristiano más famoso del primer siglo; el diseñador de la teología del Nuevo Testamento, contaba todas sus realizaciones como basura, sin buscar alabanza para sí mismo, sino enteramente para Jesús.

Considera: Siempre que los cristianos comparten sus testimonios, ¿se centran más en sí mismos que en la obra de Cristo? ¿Por qué la “crucifixión” propia es tan difícil? ¿Qué peligros son inherentes al enfatizar la estima propia? ¿De dónde deben los cristianos obtener su sentido de valor?

II. Una nueva creación

Repasa, con tu clase, Gál. 5:2-4).

Desdichadamente, ciertos teólogos cristianos asimilan la conversión con el “cambio de etiqueta del frasco”, en vez del contenido. La salvación llega a ser una transacción judicial, que introduce otro estatus. El cristianismo bíblico, sin embargo, declara que el contenido de la vida debe sufrir una transformación. Siempre que la propiedad cambie, de Satanás a Cristo, se inicia un proceso, que cuando está completo habrá revolucionado la vida de la persona. Aunque el proceso comprende la cooperación del creyente, porque la santificación nunca es impuesta sino aceptada voluntariamente, los cristianos no deberían suponer nunca que sus esfuerzos son meritorios. Las estatuas nunca pueden exclamar: “¡Miren lo que hice de mí misma!”. Las estatuas no pueden crearse a sí mismas, como así tampoco los cristianos pueden transformarse a sí mismos. Jeremías planteó una pregunta retórica: “¿Mudará [...] el leopardo sus manchas?” (Ver Jer. 13:23). Obviamente, ambos Testamentos concuerdan en que los creyentes llegan a ser nuevas creaciones de Dios por medio de la gracia divina, en vez de la voluntad propia o por medio de cambios externos superficiales.

Considera: Siendo que los cristianos no pueden transformarse a sí mismos, ¿hacia qué meta deberían dirigir sus esfuerzos religiosos y por qué? Siendo que el estudio de la Biblia y la oración no son, en sí mismos, meritorios, ¿por qué deberían los cristianos estudiar y orar?

 

Ir ArribaPASO 3: ¡Aplica!

Solo para los maestros: Quienes emplean a los deportistas miden su velocidad, estado atlético y fuerza. La preocupación acerca de la medición, la prueba y la justificación propia, a menudo, producen un daño psicológico enorme. La humanidad necesita desesperadamente de la aceptación incondicional que solo Cristo ofrece.

Preguntas para reflexionar:

  1. ¿Está Dios más interesado en reclutar talentos o en edificar relaciones? Explica.

  2. Cuando nos acercamos a Dios, ¿qué deberíamos traer?

Preguntas de aplicación:

Leímos, en el comentario anterior, que las estatuas no pueden exclamar: “¡Miren lo que hice de mí misma!” Las estatuas no pueden crearse a sí mismas, ni cualquier cristiano puede transformarse a sí mismo. ¿De qué modo la gracia de Dios despierta y transforma a las almas muertas y sin vida espiritual en “obras maestras” vivientes?

 

Ir ArribaPASO 4: ¡Crea!

Solo para los maestros: Los seres humanos observamos las apariencias; Dios considera los corazones. Comenzando este nuevo año, muchos harán resoluciones con respecto a conductas que desean cambiar. ¡Varias ya han sido rotas! Sin embargo, lo que Dios anhela, es ser admitido en el corazón. Una vez que Cristo entra en los corazones humanos, los hábitos, los estilos de vida, los puntos de vista y las conductas cambian automáticamente. Las preocupaciones centradas en sí mismos son remplazadas con las directivas del Reino. La respetabilidad (apariencia externa) puede existir sin integridad (producida por una transformación interna), pero Dios no se ve impresionado por ello.  

Actividad: Canta un himno de la sección “Alabanza y adoración” del Himnario. Invita a los miembros de la clase a dar respuestas breves con respecto a cómo su mensaje los lleva a alabar a Dios, en vez de alabarse a sí mismos.

Devoción

Logo Escuela SabáticaLecciones de la Escuela Sabática

Estudie la palabra de Dios a través de las Guías o lecciones de la Escuela Sabática.


Devoción Matutina

Por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia. 2 Pedro 1:4.


Libros de Lecturas Devocionales

- A Fin de Conocerle. Hoy con la lectura Por doquiera hay muestras del amor de Dios basada en Isaías 45:18.

- Cada día con Dios. Hoy con la lectura La obediencia es santificación basada en Efesios 5:2.


Club de Oración

Envíe su Pedido de Oración, sus peticiones serán tratadas de una forma confidencial.

Principal | Nosotros | Noticias | Recursos | Descargas | Devoción | Directorios

Iglesia Adventista del Séptimo Día de Santa Clara
Primer Sitio Cubano al Servicio de Cristo
©2002-2019
Contáctenos: iasdsantaclara@yahoo.es

Patrocinadores:
Ministerio PedrAngular
Craig Pettersen