Guías o lecciones de la Escuela Sabática para el Estudio de la Biblia

Lecciones para adultos: "Vislumbres de nuestro Dios"

Edición para maestros. Primer trimestre (enero-marzo) de 2012

Lección 4: "El Dios de gracia y juicio"

Para el 28 de enero de 2012

 

Enseña a tu clase | Bosquejo de la Lección | Resumen
Ciclo de Aprendizaje:
Motiva | Explora | Aplica | Crea

 

El sábado enseñaré...

Texto Clave: Eclesiastés 12:14.

 

Ir ArribaEnseña a tu clase a:

Saber explicar cómo los aspectos gemelos del carácter de Dios –su misericordia y su justicia– como se ilustran en sus actos de gracia y de juicio actúan juntos desde el Génesis hasta el Apocalipsis.

Sentir la belleza, el equilibrio y el poder que todo lo abarca de un evangelio que erradica el pecado por medio del juicio y que salva al creyente penitente por medio de la gracia divina.

Hacer: Aferrarse del don ofrecido de la gracia que libera al creyente de la condenación, que de otro modo recaería sobre nosotros, como pecadores.

 

Ir Arriba Bosquejo de la Lección

  1. Saber: La gracia de Dios en acción

    1. ¿Cómo ha ofrecido Dios la liberación, aun mientras sobreviene su juicio sobre los culpables, en historias tales como las de la Caída y del Diluvio?

    2. ¿Cómo el mensaje del tercer ángel habla tanto de la gracia como del juicio?

  2. Sentir: La belleza de la misericordia y la justicia

    1. ¿Cómo escapa un creyente de caer en los extremos de la gracia barata y de los terrores de un juicio vengativo?

    2. ¿Por qué un arco iris es una buena ilustración de la belleza y el poder de la misericordia y de la justicia, al operar en conjunto?

  3. Hacer: Gracia para los condenados

    1. Siendo que todos pecamos y merecemos la muerte, ¿cuál es nuestra única esperanza? ¿Cómo obtenemos la gracia?

    2. ¿Cuál es el gozo que podemos encontrar en el juicio de Dios?

 

Ir Arriba Resumen

El juicio por nuestros pecados nos condena a morir. No obstante, si aceptamos el sufrimiento de Cristo en nuestro favor, Dios nos concede la vida que Cristo merece. Esta sustitución es la gracia, que nos libra de la condenación y de la muerte eterna.

 

Ir Arriba CICLO DE APRENDIZAJE

Concepto clave para el crecimiento espiritual: Ante la realidad de la entrada del pecado, Dios respondió con juicio y gracia. El juicio es necesario con el fin de que se cumpla la justicia; pero, para aquellos que creen en el sacrificio de Cristo en su favor, la misericordia proveyó la gracia que nos restaura a la unión con Dios.

 

Ir ArribaPASO 1: ¡Motiva!

Solo para los maestros: Utiliza este mito del relato inicial para ayudar a tu clase a comparar y contrastar las historias de los orígenes en la Biblia con esta versión, que nos llega desde otra cultura.

Relato inicial: “Al principio había oscuridad. Y en ella vivía la Muerte, llamada Sa, con su esposa e hija. Los tres eran todo cuanto existía.

“No tenían ningún lugar donde vivir cómodamente, de modo que Sa lo inició. Usó su poder mágico, e hizo un mar barroso ilimitado. En este lugar de barro, Sa construyó su casa.

“Después, el dios Alatangana fue a visitar a Sa. Encontró que la casa de Sa estaba sucia y oscura. Alatangana pensó que Sa debía mejorar las cosas, y se lo dijo.

“ ‘Nada puede vivir en un lugar como este’, dijo el dios a Sa. ‘Esta casa necesita arreglos. Todo es demasiado oscuro’.

“Así que Alatangana pensó que mejoraría las cosas que estaban a mano. Solidificó el barro; ahora lo conocemos como Tierra. ‘La tierra se siente triste’, dijo el Dios. ‘Haré plantas y animales para que vivan en ella’. Y así lo hizo” (Virginia Hamilton, In the Beginning, p. 15).

La historia sigue relatando cómo el dios Alatangana finalmente se escapó con la hija de Sa sin su permiso, y tuvo una gran familia de niños blancos y negros. Sa castigó a la familia, haciendo que todos los hijos hablaran lenguas diferentes, de modo que no se podían entender. Además, ocasionalmente Sa tomaba un niño que moría como una ofrenda.

Considera: ¿Qué aspectos del juicio se encuentran en la historia? ¿Dónde se encuentra la gracia en esta historia, si es que acaso aparece en ella? ¿Cuáles son algunas diferencias específicas entre la historia Kono de los orígenes y la versión bíblica de la creación? ¿Cómo somos bendecidos al poseer la Palabra de Dios como el fiel relato de la historia de nuestros orígenes?

 

Ir ArribaPASO 2: ¡Explora!

Solo para los maestros: Usa este tiempo para estudiar la relación entre el juicio y la gracia, tal como Dios las empleó a fin de solucionar la necesidad humana tanto de juicio como de misericordia.

Comentario de la Biblia

I. El origen del juicio y de la gracia

(Repasa, con tu clase, Gén. 3).

La desobediencia de Adán y de Eva trajo consecuencias inmediatas junto al árbol del bien y del mal; se dieron cuenta de que estaban desnudos, y sintieron miedo y culpabilidad. Las consecuencias son una forma de juicio. Pero no mucho tiempo después, hubo una audiencia en la Corte Celestial. Al fresco del día, Dios visitó a Adán y a Eva y, por medio de una serie de preguntas, llegó al fondo de lo que había sucedido. Entonces, Dios pronunció la sentencia.
Aunque Adán y Eva habían pecado, Satanás fue el primero en recibir la sentencia del juicio: una sentencia de muerte; de aniquilación eterna para el que había originado el pecado y lo había traído a este planeta. Pero, esa sentencia de muerte era, a la vez, una promesa de la destrucción del mal por medio de la eficacia de la Simiente. Mucho de ello ya ha sido hecho, aunque todavía estamos esperando el cumplimiento completo de esa promesa.

Sin embargo, este no fue el origen de la gracia o del juicio. Considera Apocalipsis 13:8; Efesios 1:4, 11 y 12; y Mateo 25:34. Dios tenía un plan aun antes de la creación y de la Caída; el juicio y la gracia ya estaban actuando. “El Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo” (Apoc. 13:8) tomó sobre sí mismo las consecuencias del pecado y del juicio que debería haber caído sobre nosotros para que pudieran nuestros nombres estar escritos en el Libro de la Vida. Es un plan a largo plazo de tal misterio, complejidad y profundidad que aun los ángeles se sorprendieron a medida que los eventos se desarrollaban.

Considera: Enumera las promesas y las provisiones para el pueblo de Dios que fueron hechas al fundarse la Tierra, o antes de ello, como lo describe Apocalipsis 13:8; Efesios 1:4, 11, 12; y Mateo 25:34. ¿Qué nos dicen estas provisiones acerca de la naturaleza de Dios?

II. El juicio, la gracia y la catástrofe

(Repasa, con tu clase, Gén. 6 al 8).

El diluvio fue el resultado del juicio; no obstante, la gracia, en la forma de la prolongada súplica de Noé y la provisión del arca, que la contracara de la catástrofe.

Cuando Dios visitó la Tierra de nuevo, esta vez para ver la torre de Babel, trajo consigo juicio (ver Gén. 11:1-9). La historia de los orígenes del pueblo Kono, de Guinea, es una sombra del recuerdo de esto. La ciudad de Babel fue establecida por hombres que estaban decididos a actuar en forma independiente de Dios y, si no se los frenaba, habrían destruido la sensibilidad moral del joven mundo. Sin embargo, Dios escuchó a los justos de la ciudad que clamaban pidiendo la intervención de Dios: él descendió sobre la ciudad y destruyó la torre.

“Por misericordia hacia el mundo, Dios frustró el propósito de los edificadores de la torre, y derrumbó el monumento de su osadía. Por misericordia, confundió su lenguaje y estorbó sus propósitos de rebelión” (PP 115).

Considera: Examina la historia de Jonás para analizar un estilo similar de juicio y misericordia. En este caso, Dios visitó con misericordia la ciudad, al no permitir la catástrofe predicha. ¿Por qué?

III. La gracia del Padre; el juicio del Padre

(Repasa, con tu clase, Efe. 1, 2 y 3).

Cuando consideramos la manera en que Dios afrontó los horrores del pecado, vislumbramos un cuadro mejor de quién es él. En Efesios 1, mientras Pablo trata de explicar la función del Padre en todo este tema de la salvación, utiliza superlativo, tras superlativo al intentar describir su bondad. El Padre es quien nos bendice con toda bendición espiritual en Cristo. Pablo ofrece “alabanza de la gloria de su gracia” (vers. 6). Habla de “las riquezas de su gracia, que hizo sobreabundar para con nosotros” (vers. 7, 8); las “riquezas de la gloria de su herencia en los santos, y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos” (vers. 18, 19).

Continuando en el capítulo 2, Pablo se refiere a “las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús” (vers. 7). En el capítulo 3, el apóstol se arrodilla en oración ante el Padre, pidiéndole “las riquezas de su gloria” (vers. 16); que envíe el Espíritu con poder, para que podamos comprender ¡cuán ancho, largo, profundo y alto es el amor de Cristo, y así ser llenos con la plenitud de Dios! Y el Padre es capaz de “hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos” (vers. 20). Él ama bendecirnos. Él nos brinda sus riquezas, su poder, su gracia. Se complace en hacer todo esto por nosotros, porque nos ama. Y porque nos ama envió el mayor don de todos, su único Hijo, para morir por nosotros.

Todos los superlativos que podamos encontrar son inadecuados para describir la ternura, la compasión, la amante bondad del Padre, expresada en las riquezas de su gracia para con nosotros y derramada por medio del don de su Hijo Jesús. Al darnos ese don, quebrantó su propio corazón, de modo que pudiéramos ser salvos. También, el corazón de Cristo se quebrantó. Requirió una consecuencia mucho mayor que la que podamos imaginar (y mucho menos soportar), para responder a los justos requerimientos de la hermosa y justa ley, que es el fundamento del carácter de Dios y del universo. Fue necesario que Dios mismo cargara con las consecuencias del pecado por nosotros. Fue la gracia de Dios, y solo su gracia, la que pudo responder al juicio de Dios que demandaban los horrorosos efectos del pecado. Y son las riquezas de la gracia de Dios, prodigadas sobre los que creen, que pueden llenarnos con la plenitud de Dios mismo. ¿Qué podemos hacer, sino alabar a Dios y darle gloria?

Considera: ¿Mostró Dios misericordia para con Cristo sobre la cruz? Explica tu respuesta.

 

Ir ArribaPASO 3: ¡Aplica!

Solo para los maestros: Analiza esta pregunta para ayudar a la clase a hacer una aplicación personal de la lección.

Aplicación a la vida:

Si eres padre, ¿qué ejemplos de tus experiencias en la crianza de tus hijos ilustran la importancia de las consecuencias y de un juicio justo, ablandado por la gracia? ¿O tal vez tienes un cargo de autoridad en tu empleo, o eres responsable por supervisar a tus compañeros de trabajo? En cualquiera de estas situaciones que requieren de juicio o disciplina, ¿has tenido que tomar sobre ti mismo las consecuencias merecidas por tu hijo o tu compañero de trabajo? ¿Cómo se correlaciona esta experiencia con tu aprecio por lo que hizo Jesús por nosotros en la cruz; o cómo profundiza aún más ese aprecio?

 

Ir ArribaPASO 4: ¡Crea!

Solo para los maestros: Sugiere las siguientes ideas para realizar durante la semana:

  1. Escribir un poema, en el cual expreses el gozo y la alabanza a Dios por la belleza de sus juicios y las bendiciones de su gracia.

  2. Un arco iris es un símbolo de la mezcla de la justicia y la misericordia de Dios, y uno de ellos rodea el Trono divino. Diseña una obra de arte que te recuerde este aspecto del carácter de Dios.

Devoción

Logo Escuela SabáticaLecciones de la Escuela Sabática

Estudie la palabra de Dios a través de las Guías o lecciones de la Escuela Sabática.


Devoción Matutina

Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo. Juan 6:51.


Libros de Lecturas Devocionales

- A Fin de Conocerle. Hoy con la lectura El espejo moral de Dios basada en Santiago 1:25.

- Cada día con Dios. Hoy con la lectura Sin orgullo ni estima propia basada en Colosenses 2:6.


Club de Oración

Envíe su Pedido de Oración, sus peticiones serán tratadas de una forma confidencial.

Principal | Nosotros | Noticias | Recursos | Descargas | Devoción | Directorios

Iglesia Adventista del Séptimo Día de Santa Clara
Primer Sitio Cubano al Servicio de Cristo
©2002-2019
Contáctenos: iasdsantaclara@yahoo.es

Patrocinadores:
Ministerio PedrAngular
Craig Pettersen