Guías o lecciones de la Escuela Sabática para el Estudio de la Biblia

Lecciones para adultos: "Vislumbres de nuestro Dios"

Edición para maestros. Primer trimestre (enero-marzo) de 2012

Lección 6: "Dios el Legislador"

Para el 11 de febrero de 2012

 

Enseña a tu clase | Bosquejo de la Lección | Resumen
Ciclo de Aprendizaje:
Motiva | Explora | Aplica | Crea

 

El sábado enseñaré...

Texto Clave: Isaías 33:22.

 

Ir ArribaEnseña a tu clase a:

Saber describir el carácter inmutable de Dios, como se bosqueja en su Ley.

Sentir empatía con los sentimientos de Moisés y del pueblo de Israel, cuando Dios proclamó su Ley desde el monte Sinaí.

Hacer: Aceptar la instrucción de la Ley cuando nos enseña nuestra necesidad de un Salvador; y alegrarnos en la Ley porque nos protege y libera para ser verdaderamente auténticos en Cristo.

 

Ir Arriba Bosquejo de la Lección

  1. Saber: El cuadro del carácter de Dios

    1. ¿Cómo en algunos de los Diez Mandamientos las afirmaciones aparentemente negativas son realmente ejemplos positivos de quién es Dios y cómo nos creó, de modo que podamos actuar con nuestro máximo potencial?

    2. ¿Qué podemos aprender acerca del carácter de Dios de las leyes naturales que gobiernan el universo?

    3. ¿Cómo es evidente que la ley de Dios era conocida y estaba actuando antes de ser proclamadas en el Sinaí?

  2. Sentir: La importancia de sentir miedo

    1. ¿Por qué era importante que Dios dictara su Ley en el Monte Sinaí con una exhibición tan notable de majestad e inspiración de temor reverente y de poder?

    2. ¿Cómo un temor saludable por la ley nos dirige al Salvador?

  3. Hacer: Gozarnos en la Ley

    1. ¿Qué aspectos de la Ley despiertan un sentido de gozo, alabanza y amor por el legislador en tu corazón, y cómo puedes compartir ese gozo?

 

Ir Arriba Resumen

Siendo que la Ley describe cómo vive Dios y cómo tiene la intención de que vivamos, se deduce que, cuando permitimos que él escriba estas leyes en nuestros corazones, estamos libres para vivir alegremente, como realmente somos.

 

Ir Arriba CICLO DE APRENDIZAJE

Concepto clave para el crecimiento espiritual: La Ley de Dios, –como está resumida en los Diez Mandamientos y en las enseñanzas específicas de Jesús– proporciona dirección y propósito para nuestras vidas, así como una profunda vislumbre de la naturaleza de Dios.

 

Ir ArribaPASO 1: ¡Motiva!

Solo para los maestros: Obtén una copia de las reglas oficiales de algún deporte popular en tu área, o pide que los integrantes de tu clase las consigan. Puede accederse a ellas en Internet, o tal vez en algún club deportivo local. Familiarízate con estas reglas, y, si tienes oportunidad tal vez puedas investigar la historia de cuándo y dónde se desarrollaron estas reglas, y cómo cambiaron con el tiempo. Permite que los alumnos lean estas reglas, ya sea sacando copias o proyectándolas en una pantalla. En el análisis descrito más abajo, mantenlo en forma amena, cuidando que ellos no pasen precipitadamente de las reglas del deporte a la Ley de Dios y su propósito para vivir la vida que Dios desea para nosotros.

Actividad inicial: Lean las reglas de un deporte. Pide a la clase que reflexione sobre la complejidad o la sencillez de las reglas que analizaron. Tal vez, pide a los alumnos que sugieran cambios para las reglas; y pregúntales, si viene al caso, qué reflejan esas reglas acerca del tiempo y el lugar en que se desarrollaron esas reglas. Luego, pídeles que imaginen cómo podría cambiar el juego si todas las reglas se eliminaran, o una gran parte de ellas. ¿Sería posible practicar ese deporte? ¿En qué forma estas reglas son similares a la Ley de Dios? ¿Cómo son diferentes? ¿En qué forma las reglas benefician el deporte? ¿De qué forma las leyes de Dios benefician nuestras vidas?

 

Ir ArribaPASO 2: ¡Explora!

Solo para los maestros: Esta sección proporciona una oportunidad para considerar la Ley de Dios en el lugar que tiene en el desarrollo de las relaciones de Dios con la humanidad.

Comentario de la Biblia

I. Introducciones a la Ley de Dios

(Repasa, con tu clase, Gén. 4:3-16; 9:5, 6; 26:4, 5; 35:2, 3; Éxo. 16:23-30; Job 24:14, 15).
Muchas personas que se dispusieron a escribir una “introducción al cristianismo” han procurado conectarse con el sentido innato del bien y del mal en los seres humanos, de justicia e injusticia. Por ejemplo, en el clásico del siglo XX, Mere Christianity [Solo cristianismo], C. S. Lewis describe una clase de ley natural que gobierna las acciones humanas en casi todas las sociedades y parece innata en todos nosotros, hasta cierto punto. Observando las interacciones humanas más sencillas, el autor alega que “nos vemos obligados a creer en un Bien y un Mal reales” (p. 18). Y parece que siempre fue así. Se nos dice muy poco de cómo los primeros seguidores de Dios recibieron información acerca de la ley y de la realidad del bien y del mal. Pero, desde el primer pecado sobrevino un sentido de culpa que debió haber sido una de las maneras en que Dios se comunicó con aquellos primeros seres humanos, acerca de su quebrantamiento y su necesidad de una nueva relación con él.

Considera: ¿Crees que los seres humanos tienen un sentido innato del bien y del mal?

II. La recepción de la Ley

(Repasa, con tu clase, Éxo. 19:16-25; 20:18-21).

Imagínate que estás entre el pueblo de Israel, acampado junto al Monte Sinaí. Has experimentado las plagas en Egipto, la liberación milagrosa y el cruce del Mar Rojo. Ahora, estás comiendo maná todos los días. Has visto que Dios está activo en favor de tu pueblo. Pero, ahora Dios ordena que tienes que prepararte para encontrarte con él en el Monte. La tierra tiembla. Ves, oyes y sientes la presencia de Dios. Tienes miedo y también sientes algo de reverencia. ¿De qué modo esto cambia tu comprensión de Dios?

Considera: ¿Por qué crees que Dios se apareció a los israelitas de ese modo en ese momento?

-¿Cómo crees que Dios elige presentarse en las historias bíblicas, cuando lo hace de maneras tan diferentes ocasiones? ¿Por qué, a veces, es una presencia física notable, otras, una voz suave y apacible? ¿Por qué también aparece como un humilde bebé, y por momentos, como un Rey conquistador?

III. Jesús afirma, cumple y expande la Ley

(Repasa, con tu clase, Mat. 5:17-30; 33-48; 7:12).

Jesús aseguró: “No piensen que he venido a anular la ley o los profetas; no he venido a anularlos sino a darles cumplimiento” (Mat. 5:17, NVI). En sus enseñanzas, procuró afirmar y ampliar la comprensión que sus oyentes tenían de la ley, de Dios. Los ejemplos específicos citados arriba, tomados del Sermón del Monte, demuestran su perspectiva respecto de la Ley de Dios. Fue agudo en enfatizar que la vida vivida de la mejor manera, y en el Reino de Dios, se vive con una profunda comprensión de la Ley de Dios y un compromiso con ella.
Considera: ¿Cómo te ayuda el comprender lo que Jesús vivió y enseñó a tu comprensión de la ley de Dios?

-¿Cómo las explicaciones ampliadas de Jesús de algunos mandamientos afectan tu comprensión de lo que significan para ti?

IV. Escrita por Dios

(Repasa, con tu clase, Éxo. 32:15, 16; Juan 8:6; Heb. 8:10; 10:16).

A pesar de que la Biblia misma es una obra literaria, hay solo unos pocos ejemplos en los que Dios realmente escribió. El pacto –tradicionalmente considerado como los Diez Mandamientos– es uno de esos raros ejemplos. Dios creó un punto de referencia físico, al cual su pueblo podía remitirse. Llegó a ser claro que el encuentro en el Monte Sinaí fue más con motivo de establecer una relación, un pacto, que simplemente instituir un sistema legal. Y esta misma idea la hallamos en la promesa, que escritores posteriores consignan, de que Dios escribiría sus leyes en los corazones del pueblo. Otra vez, es más acerca de relaciones y pacto que cuestiones legales.

Considera: Compara: ¿Por qué se menciona que Dios escribió sus leyes en piedra, pero que Jesús escribió los pecados de la gente en el polvo (ver Juan 8:6)?

-¿Qué significa, para ti, tener la Ley de Dios escrita en tu corazón?

 

Ir ArribaPASO 3: ¡Aplica!

Solo para los maestros: Cuando Dios se encontró con su pueblo recién liberado en el Monte Sinaí, estaba ansioso de establecer una relación nueva, saludable y duradera con ellos. Su Ley, dada en aquel momento, no era sencillamente asunto de ordenamiento legislativo; era acerca de formalizar un pacto que sería la base de esa relación. Al hacerlo, también mostró una representación de su carácter, demostrando que él, como creador y redentor, quería lo mejor para su pueblo.

Preguntas de aplicación:

  1. ¿Cómo explicarías la Ley de Dios a alguien que supiera poco o nada del Señor?

  2. ¿Cuáles son los beneficios, para los no creyentes que podrían elegir obedecer la Ley de Dios? La pregunta misma, ¿tiene algún sentido?

  3. ¿En qué formas la Ley de Dios es similar a las reglas de un deporte, o a las leyes de una nación? ¿De qué manera es diferente?

  4. ¿Por qué crees que tantos autores del Antiguo Testamento pasaron tiempo cantando específicamente las alabanzas a la Ley de Dios? ¿Deberíamos nosotros compartir ese sentimiento? Si es así, ¿cómo podemos hacerlo?

  5. ¿Por qué causa Jesús pasó tanto tiempo hablando acerca de la Ley de Dios?

  6. ¿Cuán importante es la Ley de Dios en la totalidad del Nuevo Testamento? Explica tu respuesta.

  7. ¿Cómo puede la Ley de Dios llegar a ser en mayor grado una parte vital de tu vida diaria?

 

Ir ArribaPASO 4: ¡Crea!

Solo para los maestros: Estas actividades tienen la intención de animar a los miembros de la clase a explorar los Diez Mandamientos y sus aplicaciones a nuestras vidas, de maneras diferentes.

Actividades:

Sugerencias para actividades individuales: Entrega papel y lápices, y pide a los miembros de la clase que pasen un tiempo con sus Biblias, reflexionando sobre cómo cada uno de los Diez Mandamientos nos brinda una vislumbre de la naturaleza de Dios. Estudiando Éxodo 20:1 al 17, pide a los alumnos de la clase que anoten o analicen en grupos sus percepciones, ya sea versículo por versículo o Mandamiento por mandamiento. Sugiere que los miembros de la clase usen algunas de las preguntas siguientes, o todas, a fin de ayudarlos en la reflexión: ¿Qué aspecto del carácter de Dios se refleja en cada Mandamiento? ¿Qué aprendemos, acerca de la vida vivida como seguidor de Dios, de cada Mandamiento? ¿Cómo sería diferente el mundo si cada uno viviera según cada Mandamiento? ¿Cómo sería diferente la iglesia? ¿Cómo seríamos nosotros diferentes? Después de darles tiempo suficiente para la reflexión personal y las anotaciones, anima a los alumnos a compartir sus reflexiones más importantes ya sea en parejas o con el resto del grupo.

Devoción

Logo Escuela SabáticaLecciones de la Escuela Sabática

Estudie la palabra de Dios a través de las Guías o lecciones de la Escuela Sabática.


Devoción Matutina

Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación. 2 Corintios 5:18.


Libros de Lecturas Devocionales

- A Fin de Conocerle. Hoy con la lectura Los términos de nuestra salvación basada en Juan 16:23-24.

- Cada día con Dios. Hoy con la lectura Si Judas se hubiera arrepentido basada en Juan 13:18.


Club de Oración

Envíe su Pedido de Oración, sus peticiones serán tratadas de una forma confidencial.

Principal | Nosotros | Noticias | Recursos | Descargas | Devoción | Directorios

Iglesia Adventista del Séptimo Día de Santa Clara
Primer Sitio Cubano al Servicio de Cristo
©2002-2019
Contáctenos: iasdsantaclara@yahoo.es

Patrocinadores:
Ministerio PedrAngular
Craig Pettersen