Guías o lecciones de la Escuela Sabática para el Estudio de la Biblia

Lecciones para adultos: "Uno de estos mis hermanos más pequeños: Servir a los necesitados"

Edición para maestros. Tercer trimestre (julio-septiembre) de 2019

Lección 10: "De qué modo vivir el evangelio"

Para el 7 de septiembre de 2019

 

Reseña | Comentario | Aplicación a la vida

 

Ir ArribaRESEÑA

Dios es proactivo en su deseo de atraer a las personas hacia sí mismo. Busca hacer discípulos que, a su vez, se conviertan en canales de servicio que muestren su gracia al mundo. Esta intención se evidencia en Tito 2:11 al 14: “Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras”.

En esta lección, reflexionamos sobre el amor de Dios en el que descansa todo el plan de redención. Sentimos la compasión de Jesús por la fragmentación de la humanidad que lo rodea. Cada uno de nosotros es parte de esa situación. Reconocemos que cuando confesamos nuestra enemistad y nos arrepentimos, experimentamos la gracia de Dios. La forma en que vivimos nuestra vida personal cambiará. En respuesta a la gracia de Dios en nuestro favor, estaremos motivados y capacitados por Dios para mostrar a otros quebrantados, sin miedo a sentirnos condenados, su amor abnegado y su gracia. Este amor se demostrará cuando vivamos el evangelio eterno de palabra y de hecho en nuestra interacción con toda la humanidad, independientemente de su nacionalidad, raza u origen.

Objetivo del maestro:

  • Explora con la clase una concepción más profunda de estas verdades conocidas, aunque transformadoras y poderosas.

 

Ir Arriba COMENTARIO

Texto bíblico: Lleva a la clase una imagen o modelo del cuerpo humano. Pregunta a la clase: ¿Qué significa ser humano?

Lee Génesis 1:26. Repasen lo que significa estar hechos a imagen de Dios (ver la Lección 1).

“Cuando Adán salió de las manos del Creador, llevaba en su naturaleza física, mental y espiritual la semejanza de su Hacedor” (Ed 15). La imagen de Dios en el hombre se vio empañada por el pecado. Por lo tanto, el propósito de la redención es restaurar en la humanidad la imagen de Dios.

Desde que comenzó el pecado, y hasta ahora, el pueblo de Dios es llamado a revelar a Cristo y el evangelio al asociarse con él para restaurar a la humanidad física, mental y espiritualmente. ¿Cómo se manifiesta esta colaboración divino-humana para la restauración en la Iglesia Adventista del Séptimo Día? Este es un ejemplo: la iglesia dirige casi quinientos hospitales, sanatorios, clínicas y dispensarios, sin incluir hogares de ancianos, orfanatos, y otros. Más de 8.539 instituciones educativas adventistas, de nivel primario a nivel universitario, impactan a comunidades en todo el mundo.1 Además, las iglesias también existen para ayudar en la restauración de todo el ser. Sin embargo, “muchas veces la iglesia ha promovido conceptos muy poco bíblicos al confiar la restauración física de la gente solamente a los profesionales de la salud, la parte mental a los educadores, mientras que se espera que los pastores y los evangelistas se ocupen de la restauración de la parte espiritual de una persona. Esta es una modalidad muy conveniente, pero no es bíblica porque una persona no puede dividirse en estas partes. Una persona es un ser humano integral”.2

Si nuestras iglesias no proclaman plenamente “el evangelio de Cristo” (Rom. 15:19) de manera integral, abordando las dimensiones físicas, mentales y espirituales (incluidas las sociales) de la humanidad, nuestra presentación del evangelio será deficiente. Nuestra misión no consiste simplemente en salvar almas mediante la proclamación del evangelio, sino en salvar y servir a las personas de manera integral.

Dibuje tres columnas en una pizarra, tituladas: física, mental, espiritual. Pide a la clase que piense de qué modo la iglesia sirve a la comunidad local en cada una de estas tres esferas. Anota las ideas en la pizarra en las columnas correspondientes. Evalúen dónde puede mejorar la iglesia.

Ilustración

Un grafiti garabateado en el metro de Nueva York dice: “Dios está vivo, solo que no quiere comprometerse”.3 A veces, en medio de nuestras experiencias dolorosas, podemos sentirnos tentados a preguntarnos si Dios está interesado en nuestra desesperación y dolor. Pregunta a la clase: Debido a que Dios realmente quiere involucrarse con cada uno de nosotros individualmente, y que ama a todos en todo el mundo (Juan 3:16), ¿de qué manera ves que él te ama a ti y atiende tus necesidades? ¿De qué manera te utiliza como canal para mostrar su amor y preocupación por los demás?

Piensa en esta exhortación para que el pueblo de Dios se comprometa: “A menos que haya sacrificio personal por el bien de otros en el círculo familiar, en el vecindario, en la iglesia y en dondequiera que podamos, y cualquiera sea nuestra profesión, no somos cristianos” (DTG 465).

Texto bíblico: Los discípulos de Jesús creían que Jesús, como Mesías, liberaría a Israel de la opresión romana y que juzgaría y condenaría a sus enemigos.

Pero en Juan 3:16, Jesús anula este pensamiento erróneo. Revela el amor de Dios por este mundo quebrantado. Dios dio a su único Hijo para que, quien crea (tenga fe) en él, no perezca, sino que herede la eternidad. Luego, en el versículo 17, Jesús aclara que su propósito, durante su primera venida, no fue traer condenación y juicio, sino salvación. Jesús tenía que venir como Redentor antes de poder venir como Juez.

Mediante su vida, muerte y resurrección, Jesús pagó la pena por nuestros pecados para que toda la humanidad pueda elegir entre perecer y tener vida eterna. Dada esa opción, toda la humanidad se enfrentará a Jesús en su segunda venida. Lee 2 Tesalonicenses 1:6 al 8.
¿Cómo ayuda la misión del Cristo viviente en su primera venida a preparar al mundo para su segunda venida? ¿De qué forma podemos, mediante nuestras palabras y hechos, proclamar, de manera equilibrada, las verdades relacionadas con la primera y la segunda venida de Cristo?

Textos bíblicos: En Efesios 2:1 al 11, se le recuerda al pueblo de Dios que estaba muerto en sus transgresiones y pecados. Pero, debido al gran amor de Dios y su gracia, le dio vida junto con Cristo y lo reconcilió con él. (Ver, además, 2 Cor. 5:17, 18.)

Observa el mismo mensaje en Ezequiel 37:1 al 10. Dios pide que los huesos secos de su pueblo quebrantado presten atención al hecho de que él los resucitará. En el versículo 6, vemos que Dios elige hacer esta obra colocando tendones, carne y piel en los huesos y que sopló en ellos para darles vida. ¿Qué lecciones espirituales sobre el reavivamiento puedes extraer de este proceso de reavivamiento?

La gracia de Dios, que trae nueva vida a su pueblo quebrantado, se concede para dos propósitos, como se describe en Efesios 2:7 y 10.

Nuestro reavivamiento y salvación no son suficientes. Somos salvos “para [hacer] buenas obras”. Si bien no somos salvos por esas buenas obras (Efe. 2:9), somos salvos para buenas obras (vers. 10). Hacer buenas obras no debiera descartarse como una forma de evitar los riesgos del legalismo. Al contrario, una comprensión profunda de la gracia nos lleva a las buenas obras en respuesta a Dios y en colaboración con él. Debemos considerar todo lo que hacemos a la luz de la cruz de Cristo. No estamos trabajando en pro de la salvación, sino a causa de la salvación.

Para analizar en clase: ¿De qué forma tu salvación cambia a tu comunidad?

Ilustración

El evangelio no es solo un “evangelio eterno” (Apoc. 14:6) para todos los tiempos, es un evangelio inclusivo para toda la humanidad (Juan 3:16). Todos los que aceptan a Jesús son salvos (ver, además, Juan 1:12), y Dios sigue amando a todos los que no lo aceptan. Pregunta en la clase: ¿Qué otros versículos conocen que abarquen a todos?

Recuerden el canto con el que muchos de nosotros crecimos en la Escuela Sabática: “Cristo me ama, bien lo sé”. A la luz de nuestra mayor comprensión del evangelio, tal vez necesitemos otra estrofa: “Cristo te ama, bien lo sé”. Cuando vemos que el amor de Dios incluye a los demás, incluso a quienes quizá nos resulten difíciles de amar, obtenemos una visión más amplia de la grandeza del amor de Dios. El amor que Jesús tiene por toda la humanidad requiere enmendar la letra de himnos como: “Cristo nos ama, bien lo sé”.

Es probable que esta mentalidad inclusiva también impulse una revisión de otros himnos que podríamos entonar y aplicar a nuestra vida, como “Pronto yo veré a Jesús” (Himnario adventista, Nº 324). Invita a la clase a pensar en otros cantos que puedan usar algunas estrofas inclusivas. Si resulta apropiado, cierren el período de clase entonando juntos uno de estos himnos “revisados”.

Texto bíblico: Lean juntos en clase las palabras de Pablo acerca de la reconciliación en 2 Corintios 5:14 al 21 (NVI):

“El amor de Cristo nos obliga, porque estamos convencidos de que uno murió por todos, y por consiguiente todos murieron. Y él murió por todos, para que los que viven ya no vivan para sí, sino para el que murió por ellos y fue resucitado.

“Así que de ahora en adelante no consideramos a nadie según criterios meramente humanos. Aunque antes conocimos a Cristo de esta manera, ya no lo conocemos así. Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo! Todo esto proviene de Dios, quien por medio de Cristo nos reconcilió consigo mismo y nos dio el ministerio de la reconciliación: esto es, que en Cristo, Dios estaba reconciliando al mundo consigo mismo, no tomándole en cuenta sus pecados y encargándonos a nosotros el mensaje de la reconciliación. Así que somos embajadores de Cristo, como si Dios los exhortara a ustedes por medio de nosotros: ‘En nombre de Cristo les rogamos que se reconcilien con Dios’. Al que no cometió pecado alguno, por nosotros Dios lo trató como pecador, para que en él recibiéramos la justicia de Dios”.

El evangelio obra para derribar muros creados por las distinciones sociales. También sirve para lograr la reconciliación, no solo entre Dios y la humanidad, sino también en las relaciones entre los seres humanos. ¿Cómo se aplica esta enseñanza a nosotros? ¿Qué quiere decir Pablo al declarar “que los que viven ya no vivan para sí”? ¿Qué significa ser “embajadores” de Cristo? ¿Por qué debemos convertirnos en nuevas criaturas primero?

 

Ir Arriba APLICACIÓN A LA VIDA

La justicia bíblica holística es fundamental para el evangelio y para poder compartirlo. Al ponerla en práctica y vivir sus implicaciones, la compartimos tan ciertamente como mediante la proclamación. Este propósito se puede lograr de manera más eficaz con la totalidad del método ministerial y holístico de Cristo, que “da éxito”. (Ver MC 102.) No importa qué paso demos en el método de Cristo, podemos decir que es un “éxito”. Ser un eslabón en la cadena es tan importante como ser el último eslabón.

Para analizar en clase: Cuando intentamos ayudar a los demás, ¿por qué es importante brindarles oportunidades para que sigan a Jesús? ¿O la asistencia social es suficiente en sí misma? ¿Por qué? Al elaborar una respuesta, reflexiona en el siguiente pensamiento: Cuando la gente acepta a Jesús en su vida, él le imparte el poder de hacer cambios positivos en la vida y de confirmarla. De hecho, el evangelio despierta un poderoso impulso dentro del corazón convertido que apunta a la reforma social. Pero ese impulso debe surgir de una relación auténtica con Cristo Jesús, una relación en la que su amor habite en nosotros y nosotros permanezcamos en él. Unidos de esta manera, como la rama a la Vid (Juan 15: 5-7), nuestros esfuerzos por mejorar la vida de los demás y guiarlos hacia Jesús darán mucho fruto. “El más poderoso argumento en favor del evangelio es un cristiano amable y amante” (COES 111).

Pídeles a los miembros de la clase que compartan experiencias en las que directamente le presentaron a Jesús a quienes servían. ¿De qué manera debemos tratar a las personas que, hasta ahora, no han aceptado a Jesús? ¿Por qué es importante servir a la gente de todos modos, sencillamente porque pasa necesidad?

 

Referencias

1 Estadísticas extraídas del Departamento de Estadísticas Mundiales de Educación de la Asociación General, a diciembre de 2017.

2 Rudi Maier, Working With the Poor: Selected Passages from Ellen G. White on Social Responsibility (Berrien Springs, Míchigan: Departmento de Misión Mundial, Universidad Andrews, 2007), p. 2.

3 En línea: https://soundfaith.com/sermons/113763-john-2019-31-scars-that-heal-jubilee

Devoción

Logo Escuela SabáticaLecciones de la Escuela Sabática

Estudie la palabra de Dios a través de las Guías o lecciones de la Escuela Sabática.


Devoción Matutina

Porque toda persona que no se afligiere en este mismo día, será cortada de su pueblo. Y cualquiera persona que hiciere trabajo alguno en este día, yo destruiré a la tal persona de entre su pueblo. Levítico 23:29,30.


Libros de Lecturas Devocionales

- A Fin de Conocerle. Hoy con la lectura El ejemplo de Daniel de oración y confesión basada en Daniel 9:3-4.

- Cada día con Dios. Hoy con la lectura ¿Hemos pasado de muerte a vida? basada en 1 Juan 3:14.


Club de Oración

Envíe su Pedido de Oración, sus peticiones serán tratadas de una forma confidencial.

Principal | Nosotros | Noticias | Recursos | Descargas | Devoción | Directorios

Iglesia Adventista del Séptimo Día de Santa Clara
Primer Sitio Cubano al Servicio de Cristo
©2002-2019
Contáctenos: iasdsantaclara@yahoo.es

Patrocinadores:
Ministerio PedrAngular
Craig Pettersen