Guías o lecciones de la Escuela Sabática para el Estudio de la Biblia

Lecciones para adultos: "Uno de estos mis hermanos más pequeños: Servir a los necesitados"

Edición para maestros. Tercer trimestre (julio-septiembre) de 2019

Lección 11: "De qué manera vivir la esperanza adventista"

Para el 14 de septiembre de 2019

 

Reseña | Comentario | Aplicación a la vida

 

Ir ArribaRESEÑA

Al considerar el crecimiento sin precedentes del cristianismo en los primeros tres siglos, el historiador Rodney Stark concluye: “El poder del cristianismo no radica en su promesa de compensaciones de otro mundo por el sufrimiento en esta vida, como se ha propuesto tantas veces. ¡No, el cambio crucial que tuvo lugar en el siglo III fue el rápido proceso de sensibilización de una fe que aportó potentes antídotos para las miserias de la vida presente!

El aspecto verdaderamente revolucionario del cristianismo radica en imperativos morales como ‘Amarás a tu prójimo como a ti mismo’, ‘Todo lo que quieran que la gente haga con ustedes, eso mismo hagan ustedes con ellos’, ‘Hay más bendición en dar que en recibir’ y ‘Todo lo que hicieron por uno de mis hermanos más pequeños, por mí lo hicieron’ ”.1
Al estudiar la lección de esta semana, “Cómo vivir la esperanza adventista”, tenemos el desafío de vivir cada día con una esperanza ferviente por el Reino venidero de Dios, al tiempo que aplicamos esos valores del Reino en nuestra vida y en la vida de quienes servimos.

Empatizamos con el clamor profético para que Cristo apresure su regreso en gloria. Mientras esperamos el reino de gloria, cabe recordar las oportunidades de servir que tenemos ahora, mientras permitimos que Cristo viva su vida en nosotros.

Objetivos del maestro:

  • Que los alumnos consideren y analicen las siguientes preguntas: ¿Qué los motiva a ustedes y a su iglesia en este mundo injusto mientras esperan la segunda venida?

  • ¿Cómo están usando el tiempo que tienen a medida que la venida de Cristo se acerca cada día que pasa?

 

Ir Arriba COMENTARIO

Texto bíblico: Lean juntos en clase Tito 2:11 al 14. Este pasaje esboza dos reinos: el reino de la gracia y el reino de la gloria. Primero, pide a la clase que haga lo siguiente:

1. Expliquen qué entienden por “reino”.

Respuesta: Un gobierno o territorio que tiene un rey como cabeza; un trono; los ciudadanos; leyes, etc.

2. ¿Qué es el Reino de Dios o el Reino de los cielos?

Respuesta: Es el dominio sobre el que se extiende la soberanía de Dios o Cristo, en el cielo o en la Tierra, como lo demuestran las palabras: “Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra” (Mat. 6:10). También es el gobierno misericordioso de Cristo el Rey en tu corazón/vida.

3. ¿Qué es el reino de la gracia?

Respuesta: El reino de la gracia es una faceta del gobierno de Dios en el cual nos extiende el favor (su gracia) que nos permite convertirnos en sus hijos y ciudadanos del reino. Nuestro acceso a este reino es a través de la fe en Jesús como Salvador, Señor y Rey. El reino de la gracia existía “antes de la fundación del mundo” (1 Ped. 1:20). Este reino es ahora, y conduce al reino de la gloria.

4. ¿Qué es el reino de la gloria?

Respuesta: “Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria [...] se sentará en su trono de gloria” (Mat. 25:31, énfasis añadido). El reino de la gloria es la segunda venida de Jesús y el juicio final (el todavía no).

5. Lee Mateo 3:1 al 12; y 11:2 al 6. ¿Qué esperaba Juan el Bautista durante la primera venida de Jesús? ¿Por qué estaba confundido con el enfoque y la misión de Jesús?

Respuesta: “Como los discípulos del Salvador, Juan el Bautista no comprendía la naturaleza del reino de Cristo. Esperaba que Jesús ocupase el trono de David; y como pasaba el tiempo y el Salvador no asumía la autoridad real, Juan estaba perplejo y perturbado. [...] Como el profeta Elías, en cuyo espíritu y poder había venido a Israel, esperaba que el Señor se revelase como el Dios que contesta por medio de fuego. [...] Y ahora, desde su mazmorra, [Juan] esperaba ver al León de la tribu de Judá derribar el orgullo del opresor y librar a los pobres y al que clamaba. Pero Jesús parecía conformarse con reunir discípulos a su alrededor, y sanar y enseñar a la gente. Comía a la mesa de los publicanos, mientras cada día el yugo romano reposaba más pesadamente sobre Israel; el rey Herodes y su vil amante realizaban su voluntad, y los clamores de los pobres y dolientes ascendían al cielo” (DTG 186). Por lo tanto, Juan estaba confundido.

6. ¿Qué reino vino a poner en práctica Jesús durante su primera venida?

Respuesta: El reino de la gracia, con su restauración integral de la humanidad. El juicio era para su segunda venida, el comienzo de su reino de la gloria. Lean y analicen algunos ejemplos de pasajes del reino de la gracia en Marcos 5:21 al 42; Lucas 19:1 al 10; y otros. También lean El conflicto de los siglos, páginas 346 a la 348, para información de contexto.

7. La iglesia de Cristo debe posicionarse para fomentar el cielo en la Tierra. ¿Por qué la iglesia debe hacer eso ahora, mientras esperamos su venida?

Respuesta: En su oración, Jesús dijo: “Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra” (Mat. 6:10). Nuevamente, lean Mateo 25:31 al 46.

8. ¿Por qué la asistencia social es “un testimonio viviente de nuestro Señor pronto a venir?

Respuesta: Cuando defendemos la justicia, la compasión y la sanación, demostramos los valores del Reino venidero de Dios”.2

Ilustraciones

Dos ilustraciones del “Reino”:

1. Patricia en Sudáfrica demuestra los valores venideros del reino de la gloria y el reino de la gracia ahora, mientras cuida con amor a casi veinte niños que han contraído SIDA o han perdido a sus padres por el SIDA. Ella hace esto en su casa. Cuando se le preguntó por qué lo hace, ella respondió: “Quiero que tengan un poco de la segunda venida ahora”. (Este ejemplo del reino de la gracia ¿en qué medida demuestra cómo será el reino de la gloria?)

2. La siguiente declaración se anunciaba en los costados de una furgoneta de plomería en Sudáfrica: “No hay ningún lugar tan profundo, tan oscuro o tan sucio que no podamos encargarnos de él”.3 (¿En qué sentido este eslogan expresa el contexto y la obra del reino de la gracia?)

Ilustración

Algunos creen que toda preocupación por la ecología y el cuidado de las necesidades sociales es una pérdida de tiempo porque este mundo se destruirá en el tiempo del fin de todos modos.

Algunos cristianos en la actualidad ven a este mundo como un barco que se hunde. No solo no ven utilidad en trazar un curso para una embarcación tan nefasta, sino además no entienden la razón de achicar el agua y tapar las filtraciones para que el barco vuelva a estar en condiciones de navegar. Pasan el tiempo en balsas salvavidas, a una distancia segura, advirtiendo a los pasajeros del barco que el barco pronto se hundirá. Estos fatalistas consideran que cualquier intento de reparar la nave (es decir, mejorar las condiciones sociales del mundo) es inútil porque Cristo destruirá el orden mundial actual en su venida.

Den su opinión sobre el “escapismo santificado” ilustrado arriba. ¿Se puede fundamentar bíblicamente este planteamiento filosófico? ¿Por qué?

Textos bíblicos: Miah Arnold escribió un artículo en The Michigan Quarterly Review (50, Nº 1 [invierno de 2011]) titulado “Usted me debe”. Describe la injusticia completamente absurda del sufrimiento de niños inocentes y moribundos en el Centro de Cáncer Anderson, en Texas. Arnold escribe: “Como todos los demás, yo trataba de darle sentido a lo que no tiene sentido”.4

Analicen el significado de esta declaración de Clifford Goldstein, sobre las tragedias en el mundo, lo absurdo del mal: “Por más malas que sean estas tragedias, sería peor si tuvieran sentido para ellos”.5 Pregunta a la clase: ¿Por qué es así?

Lee esta declaración de El conflicto de los siglos para la clase y analicen: “Es imposible explicar el origen del pecado y dar una razón para su existencia. [...] El pecado es un intruso, y no hay razón que pueda explicar su presencia. Es misterioso, inexplicable; excusarlo equivale a defenderlo. Si se pudiera encontrar alguna excusa para ello o mostrar la causa de su existencia, dejaría de ser pecado” (p. 484).

Lean y analicen 1 Corintios 4:5; 2 Tesalonicenses 1:5 al 10; Apocalipsis 21:4, y otros pasajes que la clase pueda pensar que indican que, a su tiempo, Dios indudablemente hará justicia y eliminará el pecado.

Actualmente, este mundo pecaminoso está lleno de opresión, sufrimiento y tristeza. Mientras esperamos el momento de la segunda venida de Jesús, continuemos el proceso de deshacer la obra del diablo como lo hizo Jesús (1 Juan 3:8). Su cuerpo, la iglesia, ha sido enviado al mundo para “predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel [...] y restaurarán las ciudades arruinadas [...] Y vosotros seréis llamados sacerdotes de Jehová” (Isa. 61:1-4, 6).

 

Ir Arriba APLICACIÓN A LA VIDA

Ser un cristiano adventista que vive diariamente a la luz de la esperanza del advenimiento significa evitar dos extremos: (1) la sobreexcitación por la expectativa de la segunda venida de Cristo que desahucia al mundo actual como condenado, y por lo tanto se opone a que realicemos cualquier esfuerzo a favor del bienestar de la sociedad en que vivimos; y (2) la indiferencia ante el advenimiento de Cristo que hace del mundo actual el foco principal por el cual vivir y trabajar. Para estos indiferentes, el mundo actual no es una sala de espera para el mundo venidero, sino una sala de estar que ocupan cómodamente de una manera relajada.
Invita a los miembros de la clase a analizar lo siguiente: ¿En qué “sala” se encuentra cada uno? Mientras esperan activamente el “reino de la gloria”, ¿cómo ha avanzado su iglesia en la creación de un “reino de la gracia” en la “sala de espera” (dentro y fuera de su iglesia) que apunta al “reino de la gloria”?

En el “reino de la gloria”, habrá un “árbol de la vida” con hojas que son para “la sanidad de las naciones” (Apoc. 22:2; ver además Eze. 47:12). Las naciones ¿por qué necesitarían ser sanadas si el mal ya habrá sido aniquilado? Al igual que el río sanador de Ezequiel 47:9, el agua de la vida produce sanidad dondequiera que va, ¡incluso en el cielo! Invita a los miembros de la clase a compartir historias de cómo su iglesia u otras iglesias son un “lugar de sanidad” por dentro y por fuera.

 

Referencias

1 Rodney Stark, Cities of God: The Real Story of How Christianity Became an Urban Movement and Conquered Rome (Nueva York, NY: HarperCollins, 2006), p. 30.

2 Keys to Adventist Community Services (Departamento de Escuela Sabática y Ministerio Personal de la Asociación General, 2008), p. 6.

3 En línea: http://www.centerchristianchurch.org/single-post/2017/09/27/No-Life-is-Too-Messy-for-Jesus-to-Handle

4 Miah Arnold, The Michigan Quarterly Review, Nº 1 (invierno de 2011). Citado en Clifford Goldstein, “It Makes No Sense”, Adventist Review, 18 de abril de 2013, p. 16.

5 Clifford Goldstein, “It Makes No Sense”, Adventist Review, 18 de abril de 2013, p. 16.

Devoción

Logo Escuela SabáticaLecciones de la Escuela Sabática

Estudie la palabra de Dios a través de las Guías o lecciones de la Escuela Sabática.


Devoción Matutina

Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación. 2 Corintios 5:18.


Libros de Lecturas Devocionales

- A Fin de Conocerle. Hoy con la lectura Los términos de nuestra salvación basada en Juan 16:23-24.

- Cada día con Dios. Hoy con la lectura Si Judas se hubiera arrepentido basada en Juan 13:18.


Club de Oración

Envíe su Pedido de Oración, sus peticiones serán tratadas de una forma confidencial.

Principal | Nosotros | Noticias | Recursos | Descargas | Devoción | Directorios

Iglesia Adventista del Séptimo Día de Santa Clara
Primer Sitio Cubano al Servicio de Cristo
©2002-2019
Contáctenos: iasdsantaclara@yahoo.es

Patrocinadores:
Ministerio PedrAngular
Craig Pettersen