Guías o lecciones de la Escuela Sabática para el Estudio de la Biblia

Lecciones para adultos: "Esdras y Nehemías"

Edición para maestros. Cuarto trimestre (octubre-diciembre) de 2019

Lección 12: "Cómo afrontar las malas decisiones"

Para el 21 de diciembre de 2019

 

Reseña | Comentario | Aplicación a la vida

 

Ir ArribaPRIMERA PARTE: RESEÑA

Texto Clave: Esdras 9:6.

Enfoque del estudio: Esdras 9, 10; Nehemías 13:23-31.

Entre las malas decisiones que tomaron los israelitas estaban los matrimonios con incrédulos que no compartían su creencia en el verdadero Dios viviente. Las dos partes estudiadas en esta lección abordan la realidad de que el pueblo de Dios había mezclado a sus familias con aquellos que no deseaban seguir a Dios y eran idólatras. El libro de Nehemías concluye con un breve relato de la discusión de Nehemías con algunos de los judíos porque ponían en riesgo su consagración a Dios al casarse con incrédulos. Nehemías señala que Salomón cayó debido a su decisión equivocada de casarse con mujeres idólatras. El pueblo de Dios necesitaba aprender de la mala experiencia de Salomón. Nehemías avergonzó públicamente a los hombres que se habían casado con esposas idólatras, recordándoles que sus decisiones los acercarían o los alejarían de Dios.

Curiosamente, Esdras había afrontado la misma situación algunos años antes. En Esdras 9 y 10, leemos la oración de confesión de Esdras donde él reconoce la gravedad de los matrimonios mixtos con los incrédulos. Eran una nación en la etapa de un nuevo comienzo y, una de dos: o desarrollarían un mayor compromiso con Dios o se influirían mutuamente para alejarse de él. El celo de Esdras y Nehemías en esta situación puso a la nación de rodillas y muchos de ellos se reformaron al separarse de sus cónyuges incrédulos.

Por lo tanto, al aprender de estas historias, debemos pensar cuidadosamente en la elección de nuestro cónyuge. Pero lo más importante es que debemos aprender del principio que aquí se exalta: tomar decisiones que nos acerquen más a Dios, no las que nos alejen de él. Debiéramos sopesar cada decisión sobre la base de dónde terminaremos en el futuro si seguimos en esa dirección.

 

Ir Arriba SEGUNDA PARTE: COMENTARIO

Nehemías 13: La reacción de Nehemías y el trato radical aplicado a los matrimonios mixtos

Nehemías le señaló al pueblo el ejemplo del rey Salomón, recordándoles que incluso Salomón, el rey más sabio que jamás haya existido, cayó, por malas decisiones, en la idolatría que promovían sus mujeres. Nehemías les preguntó a los israelitas si creían que eran inmunes a las influencias de los idólatras que vivían en sus propios hogares. Jugar con fuego solo produce fuego. Incluso los sacerdotes no seguían a Dios de todo corazón en este asunto. El nieto del sumo sacerdote se casó con la hija de Sanbalat el horonita, uno de los peores enemigos de Israel. A un sacerdote se le ordenaba estrictamente que se casara con una “virgen de su mismo pueblo, para que no profane su descendencia entre su pueblo” (Lev. 21:14, 15, NVI). En consecuencia, Nehemías echó al nieto del sumo sacerdote (ver Neh. 13:28). Este accionar radical demuestra la seriedad con que Nehemías consideraba el tema del matrimonio entre creyentes. El matrimonio debe reflejar los principios de amor de Dios y es una unidad nuclear para la edificación de la iglesia y la sociedad.

Esdras 9: Esdras confrontado con el problema y su oración

Algunos años antes, Esdras también abordó la situación de los matrimonios mixtos. Cuando a Esdras le dijeron que algunos del pueblo, líderes y sacerdotes se habían casado con esposas que no habían entregado su corazón a Dios, Esdras se estremeció. Se rasgó la ropa y se sentó durante mucho tiempo desaliñado y consternado. Después de todo lo que los israelitas habían pasado, no podía creer que volvieran a prevalecer en Israel los pecados que los habían llevado al exilio del que acababan de salir. Como no deseaba ser diferente de las naciones vecinas antes del exilio, Israel se había alejado de Dios al aceptar la adoración de los dioses de sus vecinos. Esta mezcla con otras naciones los condujo a prácticas malignas y al culto sincrético. Y ahora estaban a punto de caer en los mismos pecados. Para colmo, acababan de salir de Babilonia. Esdras estaba tan angustiado y triste por las noticias que se afligió hasta el sacrificio vespertino. Luego se postró ante Dios y elevó una hermosa oración, confesando los pecados de la nación y declarando que ni siquiera podía levantar su rostro hacia Dios por lo que su pueblo había hecho.

Esdras 9:9 dice: “En nuestra servidumbre no nos ha desamparado nuestro Dios, sino que inclinó sobre nosotros su misericordia”. La palabra hebrea traducida como misericordia es chesed, que significa mucho más que simplemente misericordia. Implica amor y fidelidad inquebrantable, o bondad amorosa. Dios extendió la misericordia para (1) otorgar (natan: dar) un reavivamiento, (2) reparar (rom: establecer) la casa, (3) reconstruir (amad: estar de pie) las ruinas, y (4) concederle (natan: dar) un muro a Israel. Todos estos son verbos de acción, que muestran que Dios no abandonó a su pueblo, sino que prestó su ayuda para que esas cuatro cosas pudieran suceder: Obró para reparar, reconstruir, dar y reavivar al pueblo. “Reavivar” se menciona dos veces, y también aparece en el versículo 8. La palabra “reavivar” es michyah, que significa dar vida y también salvar una vida, alivio, recuperación y sustento (como la comida). En otras palabras, Esdras enfatizó que Dios les dio “vida”. Él les salvó la vida, les dio lo que necesitaban y los revivió para que pudieran hacer la obra necesaria en la ciudad de Jerusalén. Además, los revivió para que pudieran volver a ser íntegros.

Pero ellos estaban desperdiciando todas las bendiciones de Dios al casarse con idólatras. Con sus decisiones estaban socavando la integridad que Dios quería para su pueblo. A Esdras le preocupaba que no pudieran seguir siendo revividos completamente como pueblo de Dios si muchos de ellos decidían unirse con cónyuges que no tuvieran ninguna consideración por Dios. Especialmente en este momento de reconstrucción como nación, al ser solo un grupo remanente, Esdras sintió que era imperativo que los israelitas siguieran a Dios y no se volvieran a mezclar con las prácticas que los alejarían de él. La estricta conformidad con la Palabra de Dios era especialmente importante en este momento, porque los hijos de estos matrimonios ni siquiera sabrían el idioma de la Biblia.

Esdras 10: La solución

La preocupación de Esdras y su profunda convicción sobre este tema impresionaron al pueblo sobre la gravedad de sus actos. Comenzaron a reunirse alrededor de Esdras y a llorar con él. Un hombre o una mujer sumamente dedicados a Dios pueden tener una profunda influencia en quienes los rodean. Un líder piadoso que no pasa por alto las malas acciones inspira santidad en los demás. Los líderes propusieron una solución: despedir a las esposas y a los hijos. Estos matrimonios no se conformaban a la voluntad de Dios; por lo tanto, no se menciona la palabra divorcio.

En la actualidad, al decidir sobre la cuestión de la separación de los cónyuges no creyentes, consideramos el principio detrás de sus acciones en lugar de la letra de la palabra. Pablo aconseja que los cónyuges creyentes no abandonen al cónyuge incrédulo que verdaderamente desea permanecer casado. Por otro lado, nadie debe obligar a un cónyuge no creyente a permanecer casado con un cónyuge creyente en contra de su voluntad (1 Cor. 7:12-15). Nadie puede forzar un arreglo tan dispar. Por lo tanto, el principio que pasa a un primer plano es tomar decisiones piadosas en todos los aspectos de la vida. Por lo tanto, según las instrucciones de Dios, debemos escoger sabiamente con quién casarnos. Pero también debemos vivir sabiamente en el matrimonio, ya sea con un creyente o un incrédulo. Además, debemos tomar decisiones sabias. Debemos representar a Dios en nuestra forma de hacer negocios, en nuestra forma de trabajar, en cómo criamos a nuestros hijos e interactuamos con los demás, incluida la forma en que abordamos los problemas con nuestro cónyuge o con alguien que está enojado con nosotros.

Una palabra importante que aparece en ambos capítulos es chared, que significa temer o temblar (Esd. 9:4; Esd. 10:3). El primer caso dice que “se me juntaron todos los que temían las palabras del Dios de Israel”. El segundo caso informa que la solución de separarse se tomó debido al consejo de aquellos que “temen el mandamiento de nuestro Dios”. Por lo tanto, temer “las palabras de Dios” y “el mandamiento de nuestro Dios” están vinculadas, lo que significa que cada frase es solo una aclaración de la otra. La idea de temblar antela Palabra de Dios se menciona en algunos otros lugares de la Biblia, como en Isaías 66, donde aparece dos veces. “Pero miraré a aquel que es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla a mi palabra” (Isa. 66:2). “Oíd palabra de Jehová, vosotros los que tembláis a su palabra” (Isa. 66:5). La idea de temblar ante Dios y su palabra denota el espíritu correcto de humildad al acercarse a Dios y las Escrituras. Reconocemos que no sabemos todo y, por lo tanto, nos acercamos con humildad para aprender y seguir voluntariamente lo que escuchamos o leemos. No somos críticos de la Palabra, sino que la Palabra funciona como una guía para nosotros.

Por lo tanto, la lección más importante que podemos aprender del tema que Esdras y Nehemías tuvieron que enfrentar es que debemos “temblar “ante la Palabra de Dios. El pueblo tembló delante de Dios y, por lo tanto, estuvo dispuesto a hacer todo lo posible para tener una relación sólida con él. Temblar ante Dios lleva a obedecer la Palabra de Dios y, a su vez, a la felicidad y el gozo en la vida. También podemos temblar ante su Palabra, y no permitir que nada se interponga entre nosotros y la obediencia a las Escrituras. Ser discípulo significa obedecer, no solo saber. “Su santa Ley” como dice el himno, “obedezco por fe, y feliz para siempre con Jesús estaré” (Himnario Adventista, N° 488 [edición 2009]).

 

Ir Arriba TERCERA PARTE: APLICACIÓN A LA VIDA

  1. Así como Dios actuó en la vida de los israelitas y veló por ellos, como se demuestra a través de los verbos de acción usados ​​en Esdras 9:9, Dios también todavía actúa en nuestra vida hoy. Piensa en las cosas que Dios está haciendo por tu vida ahora. Compártelas con tu clase/grupo pequeño.

  2. Dios quería reavivar al remanente israelita y devolverle la integridad pero, como señalaron Esdras y Nehemías, el matrimonio con los idólatras les impedía experimentar la plenitud del plan de Dios en su vida. Se estaban perdiendo una experiencia íntima con Dios. Dios quiere hacernos íntegros y reavivarnos también. Reflexiona sobre si hay algo en tu vida que se interponga en el camino de la verdadera felicidad y la armonía con Dios. ¿Qué te impide tener una relación más profunda con Dios?

  3. Los que temían la Palabra de Dios se reunieron con Esdras y decidieron hacer cambios en su dedicación colectiva a Dios.

    1. ¿De qué manera debemos “temblar” ante la Palabra de Dios?

    2. ¿Qué pueden hacer como iglesia para rededicar su vida a Dios?

    3. ¿Qué puedes hacer personalmente para dedicar tu vida a Dios?

    4. El hecho de tener un hermano o hermana a quien rendirle cuentas, ¿cómo puede ayudarte a lograr el cambio?

Devoción

Logo Escuela SabáticaLecciones de la Escuela Sabática

Estudie la palabra de Dios a través de las Guías o lecciones de la Escuela Sabática.


Devoción Matutina

Para que así como el pecado reinó para muerte, así también la gracia reine por la justicia para vida eterna mediante Jesucristo, Señor nuestro. Romanos 5:21.


Libros de Lecturas Devocionales

- A Fin de Conocerle. Hoy con la lectura Un lugar seguro de refugio basada en Apocalipsis 3:10.

- Cada día con Dios. Hoy con la lectura Yugos de fabricación humana basada en 1 Corintios 12:12.


Club de Oración

Envíe su Pedido de Oración, sus peticiones serán tratadas de una forma confidencial.

Principal | Nosotros | Noticias | Recursos | Descargas | Devoción | Directorios

Iglesia Adventista del Séptimo Día de Santa Clara
Primer Sitio Cubano al Servicio de Cristo
©2002-2019
Contáctenos: iasdsantaclara@yahoo.es

Patrocinadores:
Ministerio PedrAngular
Craig Pettersen

}, "showLink": false, "theme": "classic", "content": { "message": "Usamos cookies de terceros para conocer las estadísticas de uso del sitio. Que Dios le bendiga.", "dismiss": "Acepto", "deny": "No" } });