Guías o lecciones de la Escuela Sabática para el Estudio de la Biblia

Lecciones para adultos: "Cómo interpretar la Biblia"

Segundo trimestre (abril-junio) de 2020

Lección 9: "La creación: El Génesis como pilar - Segunda parte"

Para el 30 de mayo de 2020

Sábado | Domingo | Lunes | Martes | Miércoles | Jueves | Viernes

 

Ir ArribaSábado 23 de mayo

Lee Para el Estudio de esta Semana: Job 26:7-10; Génesis 1-2; 5; 11; 1 Crónicas 1:18-27; Mateo 19:4, 5; Juan 1:1-3.

Para Memorizar: “Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos” (Sal. 19:1).

Muchos grandes pensadores se inspiraron en las Escrituras para explorar el mundo creado por Dios. Como resultado, nació la ciencia moderna. Johannes Kepler, Isaac Newton, John Ray, Robert Boyle y otros grandes científicos de la antigüedad creían que su trabajo dejaba ver aún más la obra creadora de Dios.

Sin embargo, después de la Revolución Francesa, la ciencia del siglo XIX comenzó a pasar de una cosmovisión teísta a basarse en el naturalismo y el materialismo, a menudo sin darle lugar para nada a lo sobrenatural. Charles Darwin popularizó estas ideas filosóficas en El origen de las especies (1859). Desde entonces, la ciencia se ha distanciado cada vez más de su fundamento bíblico, dando como resultado una reinterpretación radical de la historia del Génesis.

La Biblia ¿enseña una visión anticuada y no científica de la cosmología? El relato bíblico ¿simplemente fue tomado de las naciones paganas circundantes? La Biblia ¿se vio condicionada culturalmente por el tiempo y el lugar, o su naturaleza inspirada nos eleva a una visión de los orígenes que está completa en su esquema divino?

Estos son algunos de los temas que trataremos en la lección de esta semana.

 

Ir ArribaDomingo 24 de mayo: ¿Una tierra plana?

Comúnmente se cree que en el mundo antiguo muchos pensaban que la Tierra era plana. Sin embargo, por diversas razones, la mayoría entendía que la Tierra era redonda. No obstante, incluso hasta el día de hoy algunos afirman que la Biblia misma enseña que la Tierra es plana.

Lee Apocalipsis 7:1; y 20:7 y 8. ¿Cuál es el contexto de estos versículos? Más aún, ¿enseñan que la Tierra es plana?

Juan, el autor de estos versículos, escribió una profecía de los últimos tiempos que describe a los cuatro ángeles del cielo “en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos” (Apoc. 7:1). Repitió la palabra “cuatro” tres veces para unir a los ángeles con los cuatro puntos cardinales.

En resumen, solo utilizó lenguaje figurado, como lo hacemos hoy cuando decimos, por ejemplo, que “el Sol se está poniendo” o que “se levantó viento del este”. Insistir en una interpretación literal de estos textos proféticos cuando el contexto indica una idea figurativa de norte, sur, este y oeste es sacar de contexto estos pasajes y decir que enseñan algo que no enseñan. Después de todo, cuando Jesús dijo: “Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias” (Mat. 15:19), no hablaba de la fisiología humana ni del corazón humano literal. Estaba usando una figura del lenguaje para plantear una cuestión moral.

Lee Job 26:7 al 10; e Isaías 40:21 y 22. ¿Qué nos enseñan acerca de la naturaleza de la Tierra?

En Job 26:7, se describe a la tierra suspendida en el espacio: “Él extiende el norte sobre vacío, cuelga la tierra sobre nada”. La tierra es un “círculo” o esfera (Job 26:10, LBLA, NBLH, PDT). Isaías 40:22 dice: “Él está sentado sobre el círculo de la tierra, cuyos moradores son como langostas; él extiende los cielos como una cortina, los despliega como una tienda para morar”.

Ponte en el lugar de alguien que vivió hace miles de años. ¿Qué evidencias tendrías de que la Tierra se mueve? ¿O te resultarían más convincente las evidencias de que está quieta? ¿O qué evidencia encontrarías de que es plana o redonda?

 

Ir ArribaLunes 25 de mayo: La creación en la literatura antigua

Los arqueólogos han descubierto textos del antiguo Egipto y el Cercano Oriente que contienen historias primitivas de la creación y el diluvio. Esto hizo que algunos se pregunten si el relato del Génesis fue tomado de estas culturas o si dependía de alguna manera de ellas. Pero ¿es realmente así?

Lee Génesis 1 al 2:4, y luego lee estos extractos de la Epopeya Atra-Ḫasis: “Cuando los dioses en lugar del hombre / hicieron la obra, llevaron las cargas; / la carga de los dioses era demasiado grande; / la obra, demasiado dura; la molestia, demasiado grande / [...] ‘Dejen que la diosa-matriz cree descendencia, / ¡Y que el hombre lleve la carga de los dioses!’ [...] A Geshtu-e, un dios que tenía inteligencia, / ellos lo mataron en su asamblea. / Nintu mezcló barro / con su carne y sangre [...]” (S. Dalley, Myths from Mesopotamia: Creation, the Flood, Gilgamesh, and Others, pp. 9, 14, 15). ¿Qué diferencias percibes?

Aunque existen similitudes entre las historias (p. ej., los primeros seres humanos fueron hechos de barro), las diferencias son mucho más definidas.

(1) En Atra-Ḫasis el hombre trabaja para los dioses para que los dioses puedan descansar. En Génesis, Dios crea la Tierra y todo lo que hay en ella para la humanidad como el punto culminante de la creación, y luego descansa con ella. En Génesis, los seres humanos también son puestos en un jardín y se los invita a estar en comunión con Dios y cuidar de su creación, un concepto que no se encuentra en Atra-Ḫasis.

(2) En Atra-Ḫasis, un dios menor muere y su sangre se mezcla con barro para formar siete machos y hembras. En Génesis, primeramente, Dios “forma” a Adán personalmente, le sopla aliento de vida, y posteriormente “hace” a la mujer para que sea su “ayuda idónea”. Dios no creó a Adán y Eva de la sangre de un dios muerto.

(3) No hay señales de conflicto ni de violencia en el relato del Génesis, como vemos en la historia de Atra-Ḫasis.

El relato bíblico es sublime al representar a un Dios omnipotente que le brinda a la humanidad un propósito digno en un mundo perfecto. Esta diferencia radical ha llevado a los eruditos a la conclusión de que, finalmente, estos relatos de la creación son muy diferentes.

Algunos han argumentado que, a lo largo de los siglos, las historias de la creación y el diluvio se transmitieron parcialmente basadas en lo que realmente había sucedido (de ahí algunas de las similitudes), pero se distorsionaron con el tiempo. En contraste, Moisés, bajo la inspiración del Espíritu Santo, reveló lo que realmente ocurrió. ¿Por qué este razonamiento explica mejor las pocas similitudes entre los relatos que la conjetura de que Moisés se valió de estas historias paganas?

 

Ir ArribaMartes 26 de mayo: El Génesis versus el paganismo

Lejos de valerse de los antiguos mitos de la creación pagana, Génesis parece haber sido escrito de una manera que refuta esos mitos y aleja de ellos a Dios como Creador.

Lee Génesis 1:14 al 19. ¿Cómo se describe lo que aparece el cuarto día y cuáles son sus funciones?

Seguramente el autor evitó utilizar los términos “Sol” y “Luna” porque en hebreo eran los nombres de los dioses Sol y Luna del antiguo Cercano Oriente y de Egipto, o al menos estaban estrechamente relacionados con esos nombres. El uso de los términos “lumbrera mayor” y “lumbrera menor” muestra que se crearon para funciones específicas, como “señales para las estaciones, para días y años” y “para alumbrar sobre la tierra” (Gén. 1:14, 15). Es decir, el texto muestra muy claramente que el Sol y la Luna no eran dioses sino objetos creados con funciones naturales específicas, tal como lo entendemos hoy.

Lee Génesis 2:7, y 18 al 24. ¿Cómo interviene Dios íntimamente en la creación de Adán y Eva?

Los antiguos mitos del Cercano Oriente representan unánimemente la creación del hombre como una idea de último momento, como resultado de un intento de aliviar a los dioses de su ardua labor. Esta idea mítica contradice la idea bíblica de que el hombre gobierna el mundo como el vicerregente de Dios. No hubo improvisación en la creación de los seres humanos. Al contrario, el texto indica que son el punto culminante del relato de la creación, lo que muestra a las claras cuán diferentes son los relatos paganos del relato bíblico.

Por lo tanto, Génesis presenta una corrección contra los mitos del mundo antiguo. Moisés utilizó algunos términos e ideas incompatibles con los conceptos paganos. Y lo hizo simplemente expresando la interpretación bíblica de la realidad y del papel y el propósito de Dios en la Creación.

Hace miles de años, la historia de la creación bíblica estaba reñida con la cultura imperante. En la actualidad, la historia de la creación bíblica está reñida con la cultura predominante. ¿Por qué no deberíamos sorprendernos?

 

Ir ArribaMiércoles 27 de mayo: La creación y el tiempo

Lee Génesis 5 y 11. ¿Cómo traza la Biblia la historia de la humanidad desde Adán hasta Noé, y desde Noé hasta Abraham?

Hay un elemento que hace que estas genealogías sean únicas en la Biblia: contienen el elemento del tiempo, lo que hace que algunos eruditos acertadamente las llamen “cronogenealogías”. Contienen un mecanismo imbricado de información genealógica junto con intervalos de tiempo, de modo que “cuando la Persona Uno tenía x años, fue padre de la Persona Dos. Y la Persona Uno, después del nacimiento de la Persona Dos vivió y años, y tuvo otros hijos e hijas”. Génesis 5 agrega la fórmula: “De modo que la Persona Uno murió a los z años” (ver NVI). Este sistema imbricado impedía eliminar o añadir generaciones. Génesis 5 y 11 contienen una línea genealógica continua, como lo corrobora 1 Crónicas 1:18 al 27, en el que no hay generaciones agregadas ni ausentes. De esta manera, la Biblia se interpreta a sí misma.

Durante casi dos mil años, los expositores judíos y cristianos han interpretado que estos pasajes representan la historia y que son una manera precisa de determinar la fecha del diluvio y la edad de la Tierra, al menos desde los siete días de la creación, como se muestra en Génesis 1 y 2.

En las últimas décadas, ha habido intentos de reinterpretar Génesis 5 y 11 para adecuarlos a edades más largas, como interpretan (algunos seres humanos falibles) que sugieren algunos datos arqueológicos e históricos. Esto plantea serias dudas sobre la fiabilidad del registro bíblico.

Pero si queremos entender el concepto divino del tiempo y su evolución a través de la historia, debemos reconocer que estos dos capítulos son “históricos y teológicos, ya que vinculan a Adán con el resto de la humanidad y a Dios con el hombre en el ámbito de los alcances del espacio y el tiempo. Génesis 5; y 11:10 al 26 brindan el marco temporal y la cadena humana que unen al pueblo de Dios con el hombre a quien Dios creó como el punto culminante del acontecimiento de la creación en seis días de este planeta” (G. F. Hasel, “The Meaning of the Chronogenealogies of Genesis 5 and 11”, p. 69). Aunque estos pasajes del Antiguo Testamento existen por razones buenas e importantes, ¿qué dice Pablo en 1 Timoteo 1:4; y Tito 3:9 que debemos tener en cuenta al hablar de esos pasajes?

 

Ir ArribaJueves 28 de mayo: La creación en la Escritura

Lee los siguientes pasajes de las Escrituras y registra de qué manera estos escritores hicieron referencia a Génesis 1 al 11: Mateo 19:4, 5; Marcos 10:6-9; Lucas 11:50, 51; Juan 1: 1-3; Hechos 14:15; Romanos 1:20; 2 Corintios 4:6; Efesios 3:9; 1 Timoteo 2:12-15; Santiago 3:9; 1 Pedro 3:20; Judas 11, 14; Apocalipsis 2:7; 3:14; 22:2, 3.

Jesús y todos los escritores del Nuevo Testamento se remiten a Génesis 1 al 11 como una historia confiable. Jesús se refiere a los escritos de Moisés y a la creación del hombre y la mujer (Mat. 19:4, NVI). Pablo utiliza repetidamente el relato de la creación para fundamentar los argumentos teológicos que plantea en sus epístolas. Les declaró a los sabios de Atenas: “El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas” (Hech. 17:24). De esta manera, los escritores del Nuevo Testamento se basaron en la naturaleza esencial de Génesis para mostrarle al lector moderno el significado de este acontecimiento literal.

Lee, por ejemplo, Romanos 5. Más de media docena de veces, Pablo establece un vínculo directo entre Adán y Jesús (ver Rom. 5:12, 14-19). Es decir, asume la existencia literal de un Adán histórico, una postura que se ve gravemente afectada cuando un modelo evolutivo de los orígenes reemplaza la lectura literal de los textos.

Si los autores del Nuevo Testamento, inspirados por el Espíritu Santo, y Jesús mismo consideraban que el relato de la creación es una historia confiable, ¿por qué sería una necedad que, en función de las afirmaciones de seres humanos caídos y falibles, nosotros no lo consideremos de igual manera?

 

Ir ArribaViernes 29 de mayo

Para Estudiar y Meditar:

Lee Él dijo y fue hecho. La creación en el Antiguo Testamento (G. A. Klingbeil, editor).

“La Biblia es la historia más abarcante e instructiva que los seres humanos poseen. Vino fresca de la fuente de verdad eterna, y una mano divina ha conservado su pureza a través de todas las edades. [...] Solo aquí podemos encontrar una historia de nuestra raza, libre de la mancha del prejuicio y el orgullo humano” (TI 5:24).

“Se me mostró que, sin la historia bíblica, la geología no puede probar nada. Los vestigios hallados en la tierra dan evidencia de un estado de cosas que difiere en muchos aspectos del presente. Pero el momento de su existencia, y por cuánto tiempo han estado estas cosas en la tierra, solo deben interpretarse mediante la historia bíblica. Quizá sea inocente conjeturar más allá de la historia bíblica, si nuestras suposiciones no contradicen los hechos encontrados en las Sagradas Escrituras. Pero cuando los hombres abandonan la palabra de Dios con respecto a la historia de la creación, y tratan de explicar las obras creadoras de Dios con los principios naturales, se encuentran en un océano ilimitado de incertidumbre. Dios nunca les reveló a los mortales exactamente cómo realizó la obra de la creación en seis días literales. Sus obras creadoras son tan incomprensibles como su existencia” (SG 3:93).

Preguntas para Dialogar:

  1. Cuando las explicaciones científicas sobre la realidad actual (lo que se puede palpar, oír, ver, probar y comprobar) están llenas de debate y polémica, ¿por qué tantos aceptan sin dudar cada declaración científica sobre acontecimientos que supuestamente ocurrieron hace millones o incluso miles de millones de años?

  2. La ciencia moderna se basa en la suposición (aparentemente razonable) de que no se pueden utilizar medios sobrenaturales para explicar los acontecimientos naturales. Es decir, no podemos intentar explicar, por ejemplo, una hambruna alegando que una bruja lanzó una maldición sobre la Tierra. Sin embargo, ¿cuáles son las limitaciones de este enfoque cuando se trata del relato de la creación según se describe en Génesis? En otras palabras, el relato de Génesis fue un acontecimiento puramente sobrenatural. Sin embargo, si descartamos automáticamente lo sobrenatural como medio de creación, entonces, ¿por qué cualquier otro modelo que propongas necesariamente estará equivocado?

Devoción

Logo Escuela SabáticaLecciones de la Escuela Sabática

Estudie la palabra de Dios a través de las Guías o lecciones de la Escuela Sabática.


Devoción Matutina

Cuanto más yo los llamaba, tanto más se alejaban de mí; a los baales sacrificaban, y a los ídolos ofrecían sahumerios. Oseas 11:2.


Libros de Lecturas Devocionales

- A Fin de Conocerle. Hoy con la lectura El templo espiritual de Dios basada en Efesios 2:21-22.

- Cada día con Dios. Hoy con la lectura A su sombra basada en Efesios 4:11-12.


Club de Oración

Envíe su Pedido de Oración, sus peticiones serán tratadas de una forma confidencial.

Principal | Nosotros | Noticias | Recursos | Descargas | Devoción | Directorios

Iglesia Adventista del Séptimo Día de Santa Clara
Primer Sitio Cubano al Servicio de Cristo
©2002-2020
Contáctenos: iasdsantaclara@yahoo.es

Patrocinadores:
Ministerio PedrAngular
Craig Pettersen