¿Llegará el arca?

El autor(a) Emilio Alfonso Carpio es el Primer Anciano de la Iglesia Adventista del Séptimo Día de Santa Clara.

Categoría: Simposio Elena G. White


¿Llegará el arca?

Falta del espíritu misionero

Se me mostró que como pueblo somos deficientes. Nuestras obras no están de acuerdo con nuestra fe. Nuestra fe testifica que vivimos bajo la proclamación del mensaje más solemne y más importante que haya sido dado jamás a los mortales…

Falta del espíritu misionero

...Sin embargo, a la plena vista de este hecho, nuestros esfuerzos, nuestro celo, nuestro espíritu de abnegación, no guarda paso con el carácter de la obra. Debemos despertarnos de entre los muertos, y Cristo nos dará vida. White, Ellen. Testimonies, Tomo II, pág. 114.

Falta del espíritu misionero

Mi corazón se conduele cuando pienso en cuán poco sienten nuestras iglesias su solemne responsabilidad ante Dios. No son sólo los ministros los soldados, sino todo hombre y mujer que se ha alistado en el ejército de Cristo ¿Y están ellos dispuestos a compartir la suerte de un soldado, tal como Cristo les dio un ejemplo en su vida de abnegación y sacrificio? ¿Qué abnegación han manifestado nuestras iglesias como conjunto? Pueden haber dado donaciones en dinero, pero no se han dado a sí mismas. Boletín de la Asociación General, 1893, pág. 131.

Personas autocomplacientes

Me fue presentada una clase de personas conscientes de que poseen impulsos generosos, sentimientos de devoción y un deseo de hacer el bien; sin embargo, al mismo tiempo no hacen nada. Poseen un sentimiento de propia complacencia, y se halagan a si mismas con la idea de que si tuvieran la oportunidad, o si las circunstancias fueran más favorables, podrían hacer una obra grande y buena, y estarían dispuestas a hacerla; pero les falta la oportunidad. Se engañan a sí mismos. La mera posesión de cualidades que no se usan, tan sólo acrecienta su responsabilidad; y si conservan los talentos de su Señor sin hacerlos producir, o los esconden, su condición no es mejor que la de sus vecinos por quienes sus almas sienten desprecio. A ellos se les dirá: Conocisteis la voluntad de nuestro Señor, y sin embargo no la hicisteis. Testimonies, tomo 2, págs. 250, 251.

Estupor de muerte satánico

El pueblo de Dios debe recibir la amonestación y discernir las señales de los tiempos. Las señales de la venida de Cristo son demasiado claras para que se las pongan en duda; en vista de estas cosas, cada uno de los que profesan la verdad debe ser un predicador vivo. Dios invita a todos, tanto predicadores como laicos, a que se despierten. Todo el cielo está conmovido. Las escenas de la historia terrenal están llegando rápidamente a su fin. Vivimos en medio de los peligros de los postreros días. Mayores peligros nos esperan, y sin embargo, no estamos despiertos. La falta de actividad y fervor en la causa de Dios es espantosa. Este estupor mortal proviene de Satanás. Joyas de los Testimonios, tomo 1, págs. 88, 89.

Cuando estudio las Escrituras, me alarmo ante la condición del Israel de Dios en estos últimos días. Se los exhorta a huir de la idolatría. Temo que estén dormidos, y tan conformes con el mundo que será difícil distinguir entre el que sirve a Dios y el que no le sirve. La distancia entre Cristo y su pueblo se amplía, y se estrecha la que separa a los cristianos del mundo. Las señales de distinción entre el profeso pueblo de Cristo y el mundo casi han desaparecido. Así como el Israel de antaño, ellos van tras las abominaciones de las naciones que los rodean. White, Ellen. Testimonies, tomo 1, pág. 277

Se ha nublado el discernimiento espiritual

Y no solamente en el mundo vemos los resultados del descuido en que la iglesia ha incurrido por no trabajar a favor de Cristo. Debido a este descuido se ha originado en la iglesia una situación que ha eclipsado los altos y santos intereses de la obra de Dios. Un espíritu de crítica y amargura ha invadido a la iglesia, y el discernimiento espiritual de muchos ha sido entenebrecido. Debido a esto la causa de Cristo ha sufrido gran pérdida. White, Ellen. Testimonies, tomo 6, pág. 297.

Y sin embargo la opinión general es que la iglesia está floreciendo, y que existe paz y prosperidad espiritual en todos sus términos. La iglesia ha dejado de seguir en pos de Cristo, su líder, y está volviéndose firmemente hacia Egipto. Sin embargo pocos están alarmados o sorprendidos por su falta de poder espiritual. La duda y hasta el descreimiento de los testimonios del Espíritu de Dios están leudando nuestras iglesias por doquiera. Satanás quiere que esto ocurra así. Testimonies, tomo 5, pág. 217.

Fanatismo y frío formalismo

Hay témpanos morales en nuestras iglesias. Hay abundancia de formalistas que pueden hacer una ostentación impositiva, pero no pueden brillar como luces en el mundo. Review and Herald, 24 de marzo de 1891.

Egoísmo

La razón por la cual los hijos de Dios no tienen más propósito misionero, y no tienen más fe, según se me ha mostrado, es que han sido estrechados por el egoísmo… No es la abundancia de vuestras reuniones lo que Dios acepta. No es el número de vuestras oraciones sino, el obrar correcto, el hacer lo que corresponde a su debido tiempo. White, Ellen. Testimonies, tomo II, pág. 36.

Desinterés a la preparación final

Es una solemne declaración la que hago a la iglesia, de que ni uno de cada veinte de aquellos cuyos nombres están registrados en los libros de la iglesia se halla preparado para terminar su historia terrenal, y que estaría tan ciertamente sin Dios y sin esperanza en el mundo como el pecador común.

Profesan servir a Dios, pero están sirviendo fervientemente a Mammón. Esta obra que se hace a medias es una negación constante de Cristo, más bien que una confesión de Jesús. Muchos han traído a la iglesia su propio espíritu insubordinado, carente de refinamiento. Su gusto espiritual está pervertido por sus propias corrupciones inmorales y degradantes y simbolizan al mundo en espíritu, en corazón y en propósito, confirmándose a sí mismos en prácti-cas lujuriosas, completamente llenos de engaño en su profesa vida cristiana. ¡Viven como pecadores, y pretenden ser cristianos! Los que pretenden ser cristianos y confesar a Cristo deben salir de entre ellos, y no tocar cosa inmunda, y separarse. Dejo mi pluma y elevo mi alma en oración, para que el Señor sople su aliento vivificante sobre sus hijos desviados, que son huesos secos, para que vivan. El fin está cerca, se insinúa sobre nosotros tan imperceptible y silenciosamente, como las furtivas pisadas del ladrón en la noche, para sorprender a los que duermen, estando desprevenidos y sin preparación. Conceda el Señor que su Espíritu Santo descienda sobre los corazones dominados hoy por la comodidad, para que no sigan durmiendo como los demás, sino que velen y sean sobrios. Boletín de la Asociación General, 1893, pág. 132, 133.

La condición actual puede ser cambiada por:

Iglesia primitivamente reformada

Ha llegado la hora de hacer una reforma completa. Cuando ella principie, el espíritu de oración animará a cada creyente, y el espíritu de discordia y de revolución será desterrado de la iglesia. White, Elena. Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 254.

Iglesia poderosa aprobada por Dios

En visiones de la noche pasó delante de mí un gran movimiento de reforma en el seno del pueblo de Dios. Los enfermos eran sanados y se efectuaban otros milagros. Se advertía un espíritu de oración como lo hubo antes del gran día de Pentecostés. Veíase a centenares y miles de personas visitando las familias y explicándoles la Palabra de Dios. Los corazones eran convencidos por el poder del Espíritu Santo, y se manifestaba un espíritu de sincera conversión. En todas partes las puertas se abrían de par en par para la proclamación de la verdad. El mundo parecía iluminado por la influencia divina. Los verdaderos y sinceros hijos de Dios recibían grandes bendiciones. White, Elena. Joyas de los Testimonios, tomo 3, Pág. 345.

Hay gran necesidad de una reforma entre el pueblo de Dios. La condición actual de la iglesia nos induce a preguntar: ¿Es ésta una representación correcta de Aquel que dio su vida por nosotros? White, Elena. Joyas de los Testimonios, tomo 1, pág. 402.

Cuando la iglesia haya dejado de merecer el reproche de indolencia y pereza, el Espíritu de Dios se manifestará misericordiosamente. La potencia divina será revelada. La iglesia verá las dispensaciones providenciales del Señor de los ejércitos. La luz de la verdad se derramará en rayos claros y poderosos, como en los días apostólicos, y muchas almas se apartarán del error a la verdad. La tierra será alumbrada con la gloria del Señor. Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 308.

Iglesia firme y segura

Los cristianos que están creciendo constantemente en fervor, en celo y en amor, nunca apostatarán. Review and Herald, 7 de junio de 1887.

Dios nos da seguridad de que:

Dios hará la obra si nosotros le proveemos los instrumentos. Testimonies, tomo 9, pág. 107.

Dios acepta el servicio que se hace de todo corazón, y él mismo suplirá lo que falta. El Ministerio de Curación, pág. 140

Toda obra de justicia será inmortalizada, aunque el que la haga no considere que haya hecho algo digno de notarse. Testimonies, tomo 2. pág. 683.

Si somos verdaderamente consagrados, Dios traerá a la verdad, por nuestro ministerio, a otras personas de las que podrá servirse para comunicar la luz a buen número de aquellos que andan a tientas en las tinieblas. Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 103.

La verdad está a punto de triunfar gloriosamente, y todos los que decidan ahora colaborar con Dios triunfarán con ella. Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 353.

A cada uno de los que se ofrecen al Señor para servir, sin retener nada, se le concede poder para el logro de resultados sin medida. Testimonies, tomo 7 pág. 30.

Si trabajamos diligentemente por la salvación de nuestros prójimos, Dios prosperará nuestros esfuerzos. Testimonies, tomo 1, pág. 86.

El Señor tiene un lugar para cada uno en su gran plan. Los talentos que no se necesitan no se confieren. Suponiendo que el talento fuera pequeño, Dios tiene un lugar para él, y empleado fielmente, hará justamente la obra que Dios le ha designado. Testimonies, tomo 9, pág. 37.

La Iglesia de Dios triunfará

Consagraos totalmente a la obra de Dios. El es vuestra fuerza, él estará a vuestra diestra, ayudándoos a realizar sus misericordiosos designios. Testimonies, tomo 9, pág. 41.

El que llamó a los pescadores de Galilea está llamando todavía a los hombres a su servicio. Y está tan dispuesto a manifestar su poder por medio de nosotros como por los primeros discípulos. Por imperfectos y pecaminosos que seamos, el Señor nos ofrece asociarnos consigo, para que seamos aprendices de Cristo. Nos invita a ponemos bajo la instrucción divina para que, unidos con Cristo, podamos realizar las obras de Dios. White, Elena. El Deseado de Todas las Gentes, pág. 254.

Devoción

Logo Escuela SabáticaLecciones de la Escuela Sabática

Estudie la palabra de Dios a través de las Guías o lecciones de la Escuela Sabática.


Devoción Matutina

Y fue Judá con su hermano Simeón, y derrotaron al cananeo que habitaba en Sefat, y la asolaron; y pusieron por nombre a la ciudad, Horma. Jueces 1:17.


Libros de Lecturas Devocionales

- A Fin de Conocerle. Hoy con la lectura No hay lugar para los que aluden el deber basada en Jueces 5:23.

- Cada día con Dios. Hoy con la lectura ¿Cómo mantener vivo el amor? basada en Efesios 5:20-21.


Club de Oración

Envíe su Pedido de Oración, sus peticiones serán tratadas de una forma confidencial.

Principal | Nosotros | Noticias | Recursos | Descargas | Devoción | Directorios

Iglesia Adventista del Séptimo Día de Santa Clara
Primer Sitio Cubano al Servicio de Cristo
©2002-2019
Contáctenos: iasdsantaclara@yahoo.es

Patrocinadores:
Ministerio PedrAngular
Craig Pettersen

}, "showLink": false, "theme": "classic", "content": { "message": "Usamos cookies de terceros para conocer las estadísticas de uso del sitio. Que Dios le bendiga.", "dismiss": "Acepto", "deny": "No" } });